El Correo

rallys

España defiende 'su' Dakar

Carlos Sainz, Stephane Peterhansel y Cyril Despres.
Carlos Sainz, Stephane Peterhansel y Cyril Despres. / Jean-Paul Pelissier (Reuters)
  • En coches, el duelo entre el vigente campeón Nani Roma y Carlos Sainz copará todo el protagonismo

  • En motos, Marc Coma, Jordi Viladoms y Joan Barreda lucharán por el éxito, con Laia Sanz a la caza del 'top ten'

Como cada año desde 1979 -excepto en 2008-, la disputa del raid más duro del mundo abre la temporada del motorsport. El Rally Dakar celebrará desde este 4 de enero su trigésimo sexta edición, la quinta por tierras sudamericanas, en las que los españoles parten de nuevo como los grandes favoritos para clavar la bandera de nuevo, y por primera vez desde hace cuatro años, en Buenos Aires. Y es que entre las múltiples novedades de este año, los más de 9000 kilómetros (más de 4500 cronometrados) que recorrerán coches, motos, quads y camiones -o al menos que lo intentarán- tendrán inicio y final en Buenos Aires.

La Casa Rosada, con la presidenta Cristina Fernández de Kirchner como espectadora de excepción, será el escenario de excepción del arranque de una edición que promete más dureza y un reto mucho mayor que otros años. En la otra punta del bucle estará el Cerro Dragón de Iquique, donde se celebrará (en este caso de manera literal) la jornada de descanso antes de emprender la vuelta a la capital argentina. Bolivia, Chile y el país albiceleste albergarán el rally con más leyenda del mundo, con citas señaladas en rojo en el desierto de Atacama o en el salar de Uyuni, hogar del 85% de las reservas de litio del mundo.

A los españoles se les da excepcionalmente bien el Dakar sudamericano. No en vano, Nani Roma en coches y Marc Coma en motos defienden la corona que lograron en 2014, con la intención de repetir éxitos en una edición del Dakar en la que los rivales prometen una pelea mucho mayor, si cabe, y en la que la organización ha planteado un recorrido lleno de dificultades para los corredores. Este año habrá 14 españoles en coches, 9 de ellos pilotos y 5 copilotos, mientras que en motos tendremos 16 representantes de nuestro país.

Roma vs. Sainz… y otros

Nani Roma parte como el rival a batir. Llevar el dorsal de campeón, el 300, en su Mini All4Racing no será una presión añadida para él, pero sí una responsabilidad extra. Tendrá que bregar no sólo con la propia dureza del Dakar, sino con rivales durísimos que contarán con una mecánica idéntica a la suya. Y es que si el año pasado se las tuvo con Stepháne Peterhansel, este año todo apunta a que será Nasser Al Attiyah, que ha entrado en el gigantesco equipo Mini, su enemigo más duro dentro de casa, sin olvidar a otros como el ídolo local Orlando 'Orly' Terranova entre otros. El equipo X-Raid es el más potente, con diferencia, de este Dakar.

Una de las grandes novedades de esta edición en coches es el regreso de Peugeot al Dakar. La marca del león regresa a la prueba, donde allá por los 80 se convirtió en leyenda. El equipo que ha aglutinado el fabricante galo no puede tener más quilates: Stepháne Peterhansel, el hombre que más veces ha ganado el Dakar, Carlos Sainz, leyenda de los rallies y ganador del raid en 2010, y Cyril Despres, que deja las dos ruedas por las cuatro. La única duda a la que se enfrentan es la falta de rodaje del Peugeot 2008 DKR. El desarrollo del coche ha sufrido severos retrasos, lo que ha afectado directamente al número de kilómetros previstos. Sainz afirma que van con humildad y sabiendo que no son los favoritos, pero también que aprovecharán cualquier resquicio para batir a los Mini. No hay que dejar fuera de los favoritos al siempre tenaz Giniel de Villiers. El galo, con Toyota, será uno de los considerados 'outsiders' que siempre están dispuestos a pescar en río revuelto.

La novedad técnica en coches viene de la mano de dos españoles: Albert Bosch y Agustín Payá. El piloto y el copiloto del ACCIONA 100% EcoPowered llegan al Dakar como los grandes aventureros: disputarán el raid con un coche 100% eléctrico.

Coma y 'Bang Bang' Barreda

Marc Coma parte como el indiscutible favorito en motos. El piloto catalán se ha quitado un rival muy fuerte de encima tras la marcha de Cyril Despres a los coches, pero ahora tendrá a otro, y esta vez más joven, que le apretará las tuercas. Además del siempre duro Jordi Viladoms, segundo en el Dakar 2014, el campeón Coma tendrá que vérselas con un Joan Barreda que ejercerá de líder del equipo Honda.

Junto a 'Bang Bang' Barreda estará Laia Sanz, cuyo objetivo es colarse entre los diez primeros clasificados. La multicampeona de trial y enduro parte con la intención de mejorar su decimosexta plaza. Joan Pedrero o Gerrard Farrés son otros dos nombres a tener muy en cuenta en una categoría de motos con un claro color español en este Dakar.