El Correo

rugby

Un placaje de ‘fair play’

Imagen del partido que el Getxo Artea disputó contra el Senor independiente Santander.
Imagen del partido que el Getxo Artea disputó contra el Senor independiente Santander. / Roberto Ruiz
  • Un jugador del Senor Independiente de Santander pide por carta a la Federación que no sancione al rival del Getxo Artea que fue expulsado por placarle

El ‘fair play’ asoma de nuevo en el rugby, disciplina que acostumbra a ofrecer ejemplos de valores, respeto y deportividad. El último en experimentarlo ha sido un jugador del Getxo Artea, el australiano Matthew Coles, que juega de ocho y fue expulsado por un placaje en el aire en el último encuentro de División de Honor que su equipo perdió en Santander (29-21). Inesperadamente, la supuesta ‘víctima’, jugador del Senor Independiente, el argentino Mariano Ezequiel García, ha salido públicamente en su favor. Es más, ha enviado una carta a la Federación Española para pedir que su rival, pieza importante del Getxo, vea retirada la sanción de un partido de suspensión. No solo eso; expresa el deseo de que Coles vuelva a pronto a las canchas, pues «esta clase de jugadores hacen que se disfrute más de este deporte».

La jugada polémica se produjo el pasado 29 de enero. «Desafortunadamente –escribe Ezequiel– el jugador número 8 del Getxo me placa en el aire. A causa de este suceso se procede a sancionarle con tarjeta roja. Queriendo aclarar lo ocurrido, tengo que decir que en ningún momento puso en peligro mi integridad física, ya que fue una situación muy rápida en la cual el balón bota, salto para cogerlo y, cuando estoy bajando, me placa. Al recibir el placaje contacto con todo mi cuerpo en el suelo, por lo que no fue peligroso».

Abogado defensor

Como si fuera abogado defensor, el argentino del Independiente recuerda que Coles se disculpó de inmediato por su acción y se interesó por su estado. Ezequiel necesitó asistencia, pero enseguida volvió a jugar con normalidad. En su misiva explica que sólo pretende «aclarar la situación», pues, a su modo de ver, se trató de un lance aislado sin «mala intención» ni riesgo de lesión, en «un partido muy disputado».

Mientras el jugador del Independiente intercedía por Coles, el Getxo presentaba sus alegaciones para que el australiano viera rebajada la tarjeta roja a una amarilla. El club gualdinegro entiende que solo mereció una exclusión temporal, dado que el placaje no era agresivo ni con deseo de lesionar.

A pesar de ello, la resolución del Comité de Disciplina Deportiva ha sido«sancionar con suspensión por un encuentro oficial», de modo que Coles no podrá ayudar a su equipo en el vital partido del próximo 19 de febrero ante el Barcelona, implicado como el Getxo en la lucha por evitar el descenso.

Matheuw Coles se ha beneficiado, al menos, de que el comité le haya impuesto un castigo en su grado mínimo por no ser habido sancionado antes. Pero lo que verdaderamente ha hecho vibrar a los aficionados en las redes sociales ha sido el gesto de Mariano Ezequiel: «Bien hecho, «Un 10», «Esto es respeto y compañerismo». Y tampoco falto el «Bravo Mariano, en el campo no se vio intencionalidad alguna, la amarilla hubiera bastado».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate