El Correo

boxeo

Andoni Gago: «Simion, no te olvides, en el ring solo estaremos tú y yo»

vídeo

Andoni Gago y Viorel Simion, ayer, durante el pesaje en Rumanía. En el vídeo, la despedida del 'Machito'. / MGZ

  • El púgil de Otxarkoaga pelea esta noche en Bucarest para intentar arrebatar el cinturón intercontinental al rumano Viorel Simion. El rumano ya amenazó el miercoles al vizcaíno: «Te noquearé en el séptimo asalto», aseguró

Andoni Gago llegó el lunes a Bucarest dispuesto a llevarse para Bilbao el cinturón Intercontinental de peso pluma de la Federación Internacional de Boxeo que disputa esta noche. Está en su peso, motivado, con la bandera de México en el pantalón, en honor al gran campéon mexicano Julio César Chávez, y muy consciente de lo que este título supondría para el boxeo vizcaíno.

En la rueda de prensa del martes su contrincante y actual poseedor del título, Viorel Simion, ya calentó la pelea asegurando que pensaba noquearlo en el séptimo round. Pero el 'Machito' de Otxarkoaga no es de los que se amedrentran y tiene claro que en el ring se dejará cuerpo y alma para intentar llevarse la victoria.

¿Qué se siente al luchar tan lejos de casa contra un boxeador de la talla de Voriel?

Tengo ganas de subir al ring. Hemos trabajado bien y vamos a ir a fuego a por él.

Tendrás un público hostil, recuerda un poco a Rocky IV, ¿no?

Ya puede haber cuatro mil personas en el Circul Globus (pabellón que acoge la contienda) que arriba del ring vamos a estar él y yo solamente: como Rocky Balboa e Ivan Drago. Esperemos salir como el potro italiano del local (risas).

A priori el reto es para gigantes, un boxeador con diploma olímpico, campeonatos del mundo en categorías inferiores... Por no hablar de su trayectoria profesional.

-Es un rival a tener en cuenta por todo lo que ha conseguido. Nadie le ha regalado nada. Está bien rankeado y esta es nuestra oportunidad. No la vamos a dejar escapar.

Sin embargo, a pesar de que eres el retador oficial, Simion no te quería ni en pintura.

Esto es boxeo, cualquiera te puede conectar una mano y que se acabe la pelea. Si no me quería peor para él porque ya estamos aquí (risas)…

¿Cumplirá su promesa de noquearte en el séptimo asalto?

Aquí cada uno tiene su plan hasta que te sueltan la primera hostia. En el cuadrilátero puede pasar cualquier cosa y se acaba el plan que tenías, es impredecible. Esto hay que pelearlo, hay que sufrirlo, sangre, sudor y lágrimas… y a ver lo que pasa que son 12 asaltos.

Si logras la victoria se rumorea que el próximo de tu lista puede ser Kiko Martínez. Sería, sin duda, el mejor combate entre dos púgiles españoles en mucho tiempo…

Nuestra cabeza ahora mismo está aquí, pero, bueno, cuando llegue el momento ya se hablará del tema (ja, ja)

¿Ves factible disputar un Campeonato del Mundo?

La verdad es que no me lo imagino, pero debe de ser la bomba. De todas formas, ahora hay que seguir cumpliendo objetivos y esperar a que nos llega la oportunidad.

¿Para cuándo una recogida de firmas para que luzca una estatua bien grande en Otxarkoaga del 'Machito'?

Me siento un púgil privilegiado. Tengo un pedazo de grupo de seguidores que se vuelven locos por ayudarme. Gracias a ellos nunca me siento solo. Me adoran y yo les adoro. Y respecto a lo de la estatua, quién sabe (risas), yo ahora estoy centrado en el combate...

Y todo esto trabajando en un almacén. El mérito se triplica teniendo en cuenta todo lo que trabajas semanalmente, ¿no?

El mérito al final me lo llevo yo que soy el que sube el ring, pero detrás hay muchísima gente que lo hace posible. Está Txutxi del Valle (mi entrenador), Íñigo de la promotora, mis hermanos Rubén y Juan Alberto, así como el resto de mi familia. Aunque tenga que trabajar muchas horas ellos me lo ponen más fácil y me motivan a seguir. Al final somos un equipo y todos formamos parte de lo conseguido y lo que está por llegar.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate