El Correo

boxeo

Triunfo importante de Kerman Lejarraga

fotogalería

Kerman volvió a demostrar en Oviedo su nivel como boxeador. / JAVIER COSÍO

  • El Revólver de Morga liquidó al georgiano Giorgi Ungiadze en cuatro asaltos e hizo vibrar al Palacio de los Deportes de Oviedo

Triunfo importante del boxeo vasco en Asturias. Kerman Lejarraga empezó a mil revoluciones, como siempre. Desde el primer sonido de la campana tomó el mando del combate ante una afición, la asturiana, volcada con el de Morga en un Palacio de los Deportes de Oviedo que vibraba con la pólvora que desprendían los puños de El Revólver.

El georgiano, que venía con la condición de guerrero demostró porque es un rival al que todos tienen respeto arriba del ring. Fortaleza y perseverancia son las palabras que mejor definen a un boxeador enfrentado con lo mejor de Europa en la última década. No obstante, le faltó técnica, velocidad y un poco de resistencia para poner en aprietos a un Kerman que cada vez apunta más alto.

Una combinación letal

Mediado el segundo round un golpe al cuerpo de Kerman destrozó la coraza del georgiano que se retorcía en la lona, una defensa que ni Ferino V ni el propio Aitor Nieto habían conseguido quebrantar. A partir de aquí Lejarraga fue una apisonadora. Las combinaciones se sucedían. En el tercer round Ungiadze con el rostro magullado contó una nueva caída. En plena agonía El Revóver lo machaba contra las cuerdas. Otro gancho al cuerpo en el cuarto round y el correoso púgil volvía a levantarse con pundonor ante el conteo del árbitro. Finalmente, tuvo que intervenir el médico del combate para frenar el castigo. Un corte profundo en la nariz fue el final de una guerra que añade un nuevo KO al récord perfecto de Kerman.

Tal como apuntaba desde la esquina su entrenador Txutxi del Valle, el potencial de Kerman no conoce límites. A pesar de su juventud la experiencia ya está entre las aptitudes que avalan al rey del KO. Ya suma 17 victorias y son 13 las veces que el contrincante ha besado la lona, un porcentaje de nocáuts superior al 75%, al alcance de muy pocos prospectos en el panorama boxístico internacional. La afición y el propio Kerman quieren más, hay hambre de títulos, de épica, de combates que marquen una época. La categoría welter así lo acredita, rivales sobran, solo falta dar un paso más. Seguir por el buen camino y escalar puestos en las diferentes asociaciones de boxeo. En la AMB ya ocupa el quinto lugar, arriba de la lista está el talentoso Keith Thurman, pero eso es otro cantar. Por ahora hay que ir escalón por escalón, más combates de nivel y convertirse en el rey wélter español.

La hegemonía wélter en España

Después de Kerman llegó el turno de Aitor ‘El Diamante’ Nieto. Considerado uno de los mejores púgiles españoles de la actualidad. El ídolo local sufrió para llevarse un nulo ante el desconocido Gviniashvili. En una pelea establecida a seis asaltos el triple campeón de España de la categoría wélter contó una caída en el segundo asaltó y sintió en todo momento el poder del georgiano Gviniashvili. El púgil asturiano, con molestias en su mano derecha, se vio incapaz de poner en aprietos a su rival.

El combate, que terminó en nulo, mostró alguna de las carencias de Nieto y aleja un poco más una pelea inminente frente al ídolo vasco. El de Morga ya ha expresado públicamente que lo quiere como rival y espera la oportunidad de coincidir con él de nuevo en una velada pero esta vez como rivales. Los otros dos grandes combates de la noche terminaron con un justo empate entre Ales Suárez y el nicaragüense afincado en Barcelona Miguel Aguilar, el asturiano presentó batalla en todo momento y sigue creciendo para la posible disputa de un campeonato de España superwelter. Además, el boxeador de Langreo Pablo Fuego hizo los déberas y vención a Juan Florit por decisión unánime.

La velada también contó con la presencia de Fahad Al Thani que venció por KO. El qatarí que venció sin problemas vino acompañado de uno de los mejores entrenadores del mundo, Ismael Salas, que entrena a un conjunto de boxeadores de talla mundial como Nonito Donaire, Jorge Linares o el cubano Rances Barthelemy.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate