El Correo

Jornada 7

El Espanyol empuja a la Real al descenso

Bergara (i) y Álvarez pelean por el balón..
Bergara (i) y Álvarez pelean por el balón.. / EFE
  • Stuani volvió a marcar

El Espanyol firmó ante la Real Sociedad uno de los mejores partidos de la temporada (2-0) y logró la segunda victoria del curso gracias a un tanto en el minuto siete de Lucas Vázquez, una diana que no impidió que siguieran presionando hasta el añadido para obtener el segundo.

El conjunto donostiarra, por su parte, prácticamente no inquietó a Casilla y desde el primer momento estuvo a la expectativa de la intensidad y el hambre del anfitrión. En la segunda parte mejoró, pero sus acercamientos, principalmente balones colgados al área, no cambiaron el guión del choque.

Todo se definió muy pronto. Una excelente jugada del Espanyol por la izquierda se convirtió en el primer gol de la tarde a los seis minutos. Fuentes corrió la banda y cedió el balón a Sergio García, que ganó por velocidad a Mikel González. Caicedo no controló su asistencia, pero la atrapó Lucas Vázquez, que definió seguro.

Los de Sergio González estaban crecidos. Su apuesta, vertical y descarada, había dado frutos muy pronto y no se echarían atrás. Continuaba la presión en el área, con el goleador gallego también como protagonista. El ex del Madrid Castilla, forzó un gran mano de Zubikarai tras una falta desde la frontal en el minuto 13.

La Real apenas pisaba el área de Casilla. El choque era un monólogo que transcurría en campo contrario. Sergio García deshacía a la defensa de Arrasate y Caicedo entraba en juego con mucha facilidad. Y la salida de balón, desde atrás, controlada y sin riesgos: la versión del Espanyol era muy sólida.

Tras el ecuador de la primera parte, la insistencia txuri-urdin creció. No había llegadas claras, pero amenazaban con saques de esquina y centros, de Canales y de Agirretxe, que la zaga local leía sin problemas. Esto y una amenazadora contra con velocidad de Vela fue todo el repertorio del bloque donostiarra en esta mitad.

En la reanudación, la Real Sociedad metió al Espanyol en su campo durante los primeros minutos. Las imprecisiones en defensa lastraron al conjunto blanquiazul, pero se recompuso pronto. El duelo, a excepción del marcador, estaba ahora más equilibrado.

Sergio García continuaba como el futbolista más peligroso sobre el césped. El delantero fue derribado por detrás por Mikel González cuando encaraba, solo, a Zubikarai en el 55. El árbitro le mostró amarilla, una decisión protestada por los jugadores locales, que pedían la expulsión del central.

Fue la mejor ocasión para los catalanes en esta mitad. La Real Sociedad, por su parte, llegaba con más frecuencia, pero se limitaba a tiros lejanos, lanzamientos tímidos, previsibles y, en definitiva, acciones que tanto Kiko Casilla como el resto de la defensa blanquiazul podían atajar sin complicaciones.

El partido, más trabado y con numerosas amonestaciones, parecía condenado a mantener el resultado hasta el final. Pese a que la solidez donostiarra mejoró, los de Arrasate aún cedieron varias opciones de aumentar el marcador a los pericos: Zubikarai despejó un uno contra uno frente a Stuani en el 84.

Faltaba el colofón en el descuento. Un centro de Montañés a Stuani, que ya suma cuatro dianas esta temporada, fue el premio al trabajo del Espanyol . Los blanquiazules suman tres puntos claves para acercarse a la zona alta de la tabla, mientras que la Real Sociedad deberá esperar para mejorar su dinámica.