El Correo

FÚTBOL | PRIMERA DIVISIÓN

La ‘senyera’ modifica la tradición del Barça-Athletic

El equipo azulgrana, con la 'senyera', hace dos temporadas./
El equipo azulgrana, con la 'senyera', hace dos temporadas./ / Efe
  • La Liga autoriza la cuatribarrada en el Camp Nou y el árbitro decidirá la camiseta que utilizará el equipo vasco, que podrá jugar con la verde

El Barça-Athletic del sábado en el Camp Nou romperá una tradición del terreno deportivo por una decisión más vinculada al ámbito político. El equipo catalán jugará con la ‘senyera’, una vez que la Liga de Fútbol Profesional (LFP) aceptó este jueves la solicitud del club que desea lucir la camiseta cuatribarrada «en conmemoración del Tricentenario». El equipo vasco, en consecuencia y, para evitar confusión de colores, podría tener que usar la segunda equipación que mezcla los de la ‘ikurriña’.

Será la primera vez en la historia que el Barcelona luzca la ‘senyera’ en su estadio, donde el Athletic también podrá abandonar su vestimenta habitual para utilizar su segunda camiseta, formada también por los colores de la bandera de su autonomía. No se recuerdan precedentes cercanos en los que en uno de los duelos clásicos de la Liga, entre dos de los equipos que siempre han jugado en Primera, disputado en Barcelona, cualquiera de estos dos clubes no haya podido usar su camiseta habitual.

El árbitro, Fernández Borbalán, una vez que la ‘senyera’ está autorizada por la LFP, será quien decidirá la camiseta que debe llevar el Athletic. Para evitar que los colores rojiblancos de la primera equipación del Athletic se puedan confundir con los de la ‘senyera’, el colegiado dará en principio el visto bueno a que el conjunto vasco juegue con la segunda. Según el Athletic, no podrá ningún impedimento a salir al terreno de juego con cualquiera de sus dos equipaciones y el club no forzará para disputar el encuentro con la verde.

De hecho, en la pasada Liga, en el duelo en San Mamés, los catalanes ya se enfrentaron al Athletic con la ‘senyera’, pero el conjunto bilbaíno, que se impuso por 1-0 en diciembre de 2013, jugó con la tradicional rojiblanca al ser equipo local. Entonces no hubo quejas de confusión óptica después de que Martínez Munuera aceptase que ambos podían usar camisetas rayadas con banda roja. En esta ocasión, en coincidencia con la Diada, el Barcelona alimenta su reivindicación, la Liga le concede el permiso para jugar con la camiseta de las bandas rojas y amarillas, y el Athletic acepta de buen grado y podrá cambiar también la suya para envolverse en la verde -se estrenará en partido oficial el nuevo modelo ideado por Nike, aunque en la 2011-12 tuvo uno similar creado por Umbro que fue éxito de ventas-, con los colores que componen la bandera del País Vasco.

El Barcelona desmiente que pretenda politizar el duelo contra el Athletic y remite a su «ilusión» por exhibir su tercera equipación, la de la bandera catalana, en la semana del 11 de septiembre. «No jugamos con la ‘senyera’ contra nadie. Es una de las equipaciones oficiales y hemos hecho todo lo posible para poder, dentro de las festividades (el tricentenario de la Guerra de Sucesión de 1714), jugar con la cuatribarrada», reconoció este jueves el vicepresidente de Relaciones Institucionales del Barcelona, Carles Vilarrubí, tras asistir a la tradicional ofrenda floral de la Diada, a la que también acudieron el presidente del club, Josep Maria Bartomeu, y el capitán de la primera plantilla, Xavi Hernández.

Gerard Piqué no estuvo, pero no dudó en mostrar a través de sus redes sociales su presencia en la manifestación independentista en Barcelona, con dos fotografías de su hijo Milan a hombros, ataviado el niño con el uniforme de la ‘senyera’, y un mensaje del futbolista: «Feliç Diada de Catalunya a tothom! (¡Feliz Diada de Cataluña a todos!»).