El Correo

VIOLENCIa

Muere el hincha de Belgrano arrojado desde la tribuna

video

El aficionado de Belgrano es arrojado al vacío. / AFP

  • La víctima, de 22 años, era hermano de otro fallecido a manos de un radical de Talleres y su padre denuncia al presunto culpable que desencadenó la tragedia

Emanuel Balbo, el hincha de Belgrano que fue arrojado desde una tribuna del estadio Mario Kempes durante el clásico del sábado contra Talleres, en Córdoba, y que se encontraba en estado de muerte cerebral, falleció este lunes a los 22 años. «El Club Atlético Belgrano lamenta profundamente la muerte de Emanuel Balbo y, como institución organizadora del evento en el que sucedieron los hechos, ratifica su predisposición con la causa en el ámbito correspondiente: la Justicia», aseguró el club del que era aficionado la víctima.

Balbo fue arrojado desde las gradas por propios seguidores de Belgrano durante el descanso del clásico cordobés, tras lo cual fue trasladado al Hospital de Urgencias de la provincia argentina, donde en principio se le diagnosticó un traumatismo craneoencefálico grave, hasta que este lunes se confirmó su muerte. El domingo, el subdirector del centro hospitalario, Maximiliano Tittarelli, reconoció que el estado de Balbo era «grave, crítico, al punto de que tiene muy pocos reflejos y signos de actividad cerebral», y por la tarde se informó que estaba en coma farmacológico, hasta que el día después se certificó su fallecimiento.

Raúl Balbo, el padre de la víctima, explicó que la tragedia se originó por razones personales, y en declaraciones a la Cadena 3 denunció públicamente al presunto culpable. «El problema se arma porque hace cuatro años mataron a mi hijo y él (Emanuel Balbo) fue a la cancha y se encontró con uno de los que lo mataron. Como Oscar Gómez (el denunciado) es poco hombre, en vez de defenderse solo incitó a la violencia con todos los amigos que tenía ahí a agredir a mi hijo, y pegarle, y hacerle todo lo que hicieron», explicó. La familia del fallecido, que vestía una camiseta del equipo local, desveló que Oscar Gómez alentó a seguidores de Belgrano a que lanzasen a Emanuel Balbo al vacío después de asegurar que llevaba un tatuaje de Talleres.

En un estadio sin presencia de hinchas visitantes de Talleres, por motivos de seguridad, Balbo, atacado por varias personas, intentó escapar por una de las puertas de salida de la tribuna, pero fue arrojado desde la grada por al menos tres radicales, identificados por las imágenes de vídeo y fotos que tomaron el momento preciso en el que el joven cayó y golpeó su cabeza contra el suelo. El resto de aficionados de Belgrano permanecieron impasibles mientras Emanuel Balbo era arrojado a una de las escaleras de acceso, a unos tres metros de altura.

Liliana Sánchez, la fiscal que tomó a su cargo la investigación sobre el caso de Emanuel Balbo, afirmó que la noche del domingo que se habían identificado a cuatro personas. «Ya pedí detenciones y voy a pedir más el lunes», aseguró.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate