El Correo

ligue 1

La violencia suspende el Bastia-Lyon

Imagen de los enfrentamientos registrados.
Imagen de los enfrentamientos registrados. / Pascal Pochard-Casabianca (Afp)
  • Ultras del equipo local saltaron al campo a agredir a los jugadores visitantes y un nuevo incidente en el descanso obligó a la interrupción definitiva

El partido de la 33ª jornada de la Ligue 1 francesa entre el Bastia y el Olympique de Lyon, que fue interrumpido este domingo por incidentes violentos en el descanso, fue suspendido definitivamente en el descanso (0-0) por decisión de la prefectura y de los delegados de la Liga de Fútbol Profesional del país (LFP). «Tras un nuevo incidente producido al final de la primera parte, la LFP decidió parar definitivamente el partido Bastia-Olympique Lyonnais», anunció la LFP a través de un comunicado.

El inicio del partido se vio retrasado 50 minutos después de un primer incidente, cuando unos 50 hinchas saltaron al césped en el calentamiento para enfrentarse a los jugadores del Lyon. Los servicios de seguridad intervinieron rápidamente para proteger a los futbolistas del Lyon y después de varios minutos de insultos, empujones y carreras, los jugadores del equipo visitante se dirigieron a los vestuarios.

La disputa del partido se mantuvo, pero el Lyon recordó entonces que en caso de nuevos disturbios la suspensión sería definitiva. Otro altercado, entre el portero portugués del Lyon Anthony Lopes y el secretario general del Bastia, Anthony Agostini, al término del primer tiempo, dio pie a los segundos disturbios en el estadio Armand Cesari.

«Seguidores del Bastia han saltado al campo y la han emprendido con los futbolistas del Olympique de Lyon», señaló el club francés en su cuenta oficial de Twitter, que minutos después, cuando se confirmó que se iba a jugar el partido, añadió: «Se reanuda el protocolo para disputar el encuentro. Si vuelve a haber disturbios, el partido se suspenderá». Finalmente fue suspendido tras la disputa de la primera parte, con empate a cero en el marcador.

El pasado 5 de noviembre, tras un tenso y polémico partido que venció el Lyon por 2-1, el entrenador del Bastia, que entonces era François Ciccolini, avisó que el duelo de vuelta podría ser explosivo. «Ahora tienen que venir a nuestro estadio. No sirve tener gripe o gastroenteritis porque esto se va a arreglar como de costumbre, como los hombres. Como la gente de Córcega», dijo el técnico tras dicho partido.

El Lyon ya vivió el jueves un retraso de 45 minutos en su encuentro de Europa League contra el Besiktas turco por una invasión de campo por parte de hinchas que escapaban de un lanzamiento de petardos desde una grada de su estadio.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate