El Correo

Baloncesto | Mundial

Estados Unidos, a pelo

Faried (i) y Harden (d), en un partido.
Faried (i) y Harden (d), en un partido. / EFE
  • 'RastaFaried', 'La Ceja' Davis y 'La Barba' Harden están liderando en el Mundial a la campeona del mundo.

Los deportistas son el reclamo elegido por muchas empresas para que actúen de imagen de marca y dar a conocer sus productos. Son atractivos, con cuerpos atléticos, transmiten buenos hábitos y suelen ser tomados como ejemplos por buena parte de la sociedad. Por eso, y por el propio ego del deportista, el cuidado de su imagen forma parte de su día a día y muchos de ellos se convierten en metrosexuales de manual. De hecho, José Mourinho comentó, tras abandonar el Real Madrid y retornar al Chelsea, que los jugadores blancos hacían cola ante el espejo antes de saltar al campo mientras los árbitros esperaban en el túnel de vestuarios.

Sin embargo, hay otros jugadores que se preocupan lo justo de cómo llevan el pelo o cómo deben vestir y hacen de sus particulares estilos sus señas de identidad y su nota diferencial. Estados Unidos tiene en el Mundial tres componentes fácilmente reconocibles en cuanto aparecen por la pista. Son Kenneth Faried, Anthony Davis y James Harden. O lo que es lo mismo, 'rastaFaried', 'La Ceja' y 'LaBarba'.

Davis es el 'unicejo' más famoso de la NBA desde que aterrizó en la liga hace dos campañas como número uno del 'draft' y no se ha planteado dividir la línea de pelo que le recorre la cara de lado a lado. En estos tiempos que las cuchillas de afeitar han pasado de moda y muchos jugadores apuestan por un 'look' desaliñado pero totalmente medido, Harden es la barba más famosa del mundo. En España sólo le discute Sergio Rodríguez. El escolta de los Rockets de Houston suele combinarla, además, con atrevidos cortes de pelo, como la cresta que luce estos días en Bilbao. Faried, por su parte, es de los que se han trabajado su cabellera durante años para que sus rastas luzcan largas y voluminosas. El jugador de los Nuggets no es precisamente descuidado en su estética y luce unas cuidadas cejas y una barba arreglada.

Pero, más allá de sus peculiares formas de lucir el pelo en su cabeza, los tres están destacando en el equipo americano como los líderes del equipo.

De Davis se esperaba que fuera la principal referencia interior y está cumpliendo pese a sus 21 años. Es el mejor anotador, con 19 puntos por partido en las tres primeras jornadas, a los que añade 6,3 rebotes por encuentro. Harden pone el equilibrio en el exterior. Es el tercer jugador con más acierto en ataque, con 12 puntos, y el mejor pasador, con 4,7 asistencias de media. Pero 'Manimal' es la gran sorpresa estadounidense, incluso para su entrenador. Mike Krzyzewski admite que el papel de Faried iba a ser mucho menos importante en un principio, pero el poste se ha ido ganando los minutos con su acierto y entrega. Ya es fundamental, con 14,3 puntos y 8,3 rebotes (el mejor de los de 'Coach K' pese a sus escasos 2,03 metros). Su técnico reconoce que la intensidad que aporta y transmite sobre la cancha contagia a sus compañeros. Además, suma en ataque sin necesidad de contar con jugadas preparadas para él. Se fabrica sus propios tiros con una efectividad asombrosa.

Habrá que ver si ante rivales de mayor entidad que los de esta primera fase, 'rastaFaried', 'La Ceja' y 'La Barba' siguen imponiendo su particular estilo.