El Correo

El año de las citas

Carlos Sobera, al frente del equipo del programa de cita a ciegas, que recibe a diario un centenar de peticiones para sentarse a la mesa.
Carlos Sobera, al frente del equipo del programa de cita a ciegas, que recibe a diario un centenar de peticiones para sentarse a la mesa. / R. C.
  • 3.900 solteros han pasado por el restaurante de 'First Dates' durante su primera temporada en Cuatro. El 54% repitió encuentro fuera de plató

Como ocurre en los buenos restaurantes, la lista de espera para sentarse en la mesa de ‘First Dates’, el programa de citas a ciegas de Cuatro (lunes a sábado, a partir de las 21.30 horas), es enorme. Cada día, el equipo de ‘casting’ del formato recibe alrededor de un centenar de peticiones de solteros que quieren probar suerte e intentar encontrar al amor de su vida. Hasta ahora, 3.900 personas han visitado el plató donde se graba el programa, a razón de 90 por semana. Hoy cumplen un año de emisión y lo hacen habiéndose convertido en el espacio televisivo revelación de 2016. En todo este tiempo ha promediado un 8,6% de ‘share’ y 1.628.000 espectadores, aunque el pasado 2 de enero marcaron su récord de audiencia, con 2.123.000 televidentes.

«Hemos conseguido nuestro objetivo, sentar a la gente en torno a una mesa y darle alas al amor, sin prejuicios. Todas las parejas que han surgido de nuestro restaurante nos sirven de aliciente para seguir pensando en más fórmulas que poner en marcha este segundo año y seguir incrementando el fenómeno ‘First Dates’», explica Carlos Sobera, que en esta ocasión cumple más bien un rol de maître de lujo que de presentador. Él se encarga de acomodar a los clientes, darles la carta y, sobre todo, tranquilizarles. Y por la noche se marcha al teatro a interpretar su obra ‘5 y acción’. No para.

«Contar con Carlos es un gran aliciente. Los solteros llegan muy nerviosos a la puerta, pero él les relaja; es la primera persona que ven y les da tranquilidad y confianza. Parece que lleva toda la vida siendo maître, podría trabajar en cualquier restaurante del mundo. Coge el abrigo, apunta las mesas, les lleva el bolso, pregunta a los comensales…», confiesa a este periódico Yolanda Martín, la directora del formato.

Ella dirige a un grupo de 104 personas, que mueven todos los hilos entre bambalinas. Por detrás de las cámaras funciona como un programa cualquiera, pero delante de ellas todo luce como si de un restaurante al uso se tratase, con camareros y cocineros incluidos, excepto porque la comida la prepara un ‘catering’ y el cocinero se limita a emplatar, ya que la nave industrial donde se graba –en San Sebastián de los Reyes, Madrid– no está acondicionada para tener salida de humos, como marca la ley. Por cierto, el plato que más ha triunfado de todo el menú es uno de los postres, el Volcán de Chocolate, que se ha servido en 12.000 ocasiones.

Primer embarazo

Con tantas citas, el programa ya empieza a ser objeto de estudios sociológicos. «Algunas universidades se han puesto en contacto con nosotros para analizar comportamientos. Los que trabajamos en este programa también estamos aprendiendo muchísimo, porque tenemos una muestra diaria de población muy importante. Observas la conducta de la gente joven, ves cómo los mayores de 70 no tienen prejuicios... Ellos ya tienen muy claro lo que quieren y no se cortan a la hora de decir a la cara lo que piensan», afirma Martín.

De este muestreo se puede sacar en claro que el 54% de las personas que han visitado ‘First Dates’ han confesado querer tener una segunda cita con sus compañeros de velada. Y entre los que no triunfaron, un 80% asegura que repetiría experiencia en el local con otro acompañante. El perfil medio responde a treintañero, divorciado o separado y con trabajo fijo e hijos. Aunque hay excepciones como María, de 90 años, el comensal con más edad que ha pisado el formato. Ella no encontró novio, pero el restaurante sigue buscando. Y también hay diversidad: más de un 65% de las citas han tenido lugar entre heterosexuales; el resto han sido protagonizadas por homosexuales.

Y hay más motivos para celebrar. Los participantes Judith y Álex, uno de los grandes flechazos de este ‘año de amor’, esperan un bebé –el ‘primer embarazo’ del programa– y otras parejas se han casado. «De partida, no imaginábamos poder llegar a tanta gente, pero la verdad es que ‘First Dates’ ya es cultura de la calle. En las despedidas de soltero se ponen nuestro logo y Carlos Sobera ya no es ‘el del millón’ ni ‘el de la ceja’, ahora es ‘el de las citas’», apunta la directora.

Para festejar el primer aniversario, ‘First Dates’ convertirá esta semana en su particular ‘Año de Amor’. No faltarán invitados VIP (como Jorge Javier Vázquez, que ejercerá de consejero), solteros que se hicieron famosos dentro del restaurante, actuaciones musicales y sorpresas pensadas para entusiasmar tanto a los atrevidos comensales como a los espectadores del programa.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate