El Correo

… Y Marcelo cruzó la línea

Momento en el que Marcelo pide disculpas a Idoia después de haberla empujado.
Momento en el que Marcelo pide disculpas a Idoia después de haberla empujado.
  • La agresión del capitán de los azules a una compañera chafó la merecidísima victoria del equipo más sufridor

Julian Iantzi había anticipado que en esta edición de 'El Conquistador del Caribe' se iban a vivir «dos momentos muy heavies». El primero se produjo ayer, cuando Marcelo, capitán del equipo azul, empujó con violencia a Idoia, otra integrante del equipo, y la tiró al suelo. El lamentable episodio tuvo lógicamente consecuencias y Marcelo está ya en casa.

Le iban a echar pero tuvo la inteligencia de marcharse por propia voluntad, acortando así un episodio que él ya sabía que solo podía ir a peor. El programa, en vista de la gravedad del asunto, no quiso engordar tampoco la historia y la zanjó pronto. Si grabaron las imágenes, no las emitieron y las consecuencias se las comunicó Iantzi en una improvisada asamblea con el equipo en la que Marcelo se anticipó al decir que se marchaba. El presentador confirmó que no había alternativa, por eso sorprende que preguntara dos y hasta tres veces a Idoia si no quería a Marcelo en el programa de ninguna manera. No tenía que haberlo preguntado porque no se trataba de que Idoia 'perdonara' o no a Marcelo, sino de un acto de la suficiente gravedad como para plantearse cualquier otra resolución que no fuera la expulsión. De hecho, la propia dirección lo tenía decidido, así que estaba de más que Iantzi preguntara algo cuya respuesta no iba a cambiar nada. El equipo azul, pese al shock, supo estar donde tocaba y, a pesar de las obvias diferencias y problemas que tienen todos con Idoia, la respaldaron.

Antes de marcharse Marcelo, que hizo bien en no intentar defenderse con argumentos que no iban a tener peso suficiente de ninguna de las maneras, sí contó que Idoia había dicho por lo bajo: 'Cállate, negro'. Es algo que sorprendentemente no tuvo eco y que se debería mirar porque si efectivamente dijo eso debería ser sancionada. La agresión posterior que sufrió no la exime de culpa si pronunció esas palabras. Porque no se trata de quién lo hace peor sino de aplicar el castigo que corresponda a cada falta. Y llamar despectivamente 'negro' a un compañero es un comportamiento que tiene que tener respuesta y sanción por parte del programa.

El bochornoso episodio chafó la victoria del equipo azul, que sufrió para hacer ondear la ikurriña. Siete días llevan prácticamente sin comer, y apenas se quejan. La dirección del programa y los de casa cruzamos anoche los dedos para que se produjera una victoria de los azules. Porque se lo merecen y porque si la competición ya está descompensada desde el inicio, más lo iba a estar si volvían a perder y a tener que prescindir de un integrante (lástima que lo hayan perdido por algo así).

Esta vez fueron claramente mejores porque fueron más rápidos y se orientaron mejor. Y no hay un solo pero que poner al triunfo, aunque los verdes, que saben muy bien ganar pero llevan algo peor perder, quisieron ensombrecer un poco la victoria con lo del tronco, que si estaba más verde y se cortaba mejor... Iantzi les calló la boca enseguida porque, además, el tronco de los azules era algo más grueso que los otros dos.

En todo caso, aunque se hubiera cortado mejor no habría sido una ventaja intencionada porque los tres troncos los eligieron los capitanes de los equipos antes de empezar, así que la ventaja estaba ahí para todos. David Seco también dio un poco de guerra a cuenta del premio. A ellos les dieron solo el saco de comida pero ayer había recompensa extra. Y la había porque llevan ya una semana de concurso y están muy necesitados de comida. Todos. Pero ese premio extra se anunció antes de comenzar la prueba, así que de nuevo, volvía a estar al alcance de cualquiera y Seco no tenía razón.

En el próximo episodio sabremos qué les dieron de comer a los azules. Lo tienen más que merecido.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate