El Correo

Títulos que dan mucho crédito

Fotogramas de 'Halt and Catch Fire', 'Olive Kitteridge', 'AHS: Freak Show', 'Manhattan', 'Bosch' y 'Marvel's Daredevil'.
Fotogramas de 'Halt and Catch Fire', 'Olive Kitteridge', 'AHS: Freak Show', 'Manhattan', 'Bosch' y 'Marvel's Daredevil'. / E.C.
  • Los Emmy reservan una categoría para premiar la mejor cabecera de una serie. 'American Horror Story', 'Daredevil' y 'Manhattan' son tres de los que optan al galardón, que en 2014 se llevó 'True Detective'

Apenas duran unos segundos… aunque los más largos rondan el minuto o incluso algo más. Ese tiempo tan limitado es una de las premisas con la que lidian los creativos que pergeñan los títulos de crédito iniciales de una serie. Esas cabeceras, muchas veces acompañadas por melodías o canciones que ya forman parte del imaginario colectivo, tienen el difícil reto de atrapar a los espectadores –antes de que cambien de canal- para sumergirlos en la atmósfera del mundo que están a punto de descubrir.

Esas piezas tienen que sintetizar en poquísimo tiempo el ambiente que se recrea y, en ocasiones, presentar a sus protagonistas. En los últimos años, ficciones como 'Breaking Bad' o 'Lost' han obviado la importancia de las cabeceras más extensas en favor de la inmediatez y se han decantado por lo que serían micro-créditos de inicio que, en ambos casos, apenas alcanzan los quince segundos. Otras, sin embargo, apuestan por una combinación de imágenes y música algo más prolongada. Un ejemplo reciente de esa línea es la cabecera de la primera temporada de 'True detective'. Esta superponía fotografías y retratos fragmentados de los personajes con imágenes de los paisajes de Louisiana, protagonistas clave de la historia. Ese concepto visual, combinado con el tema 'Far away from home', dio como resultado una cabecera hipnótica que cosechó grandes elogios. Así, no resulta extraño que esos títulos de crédito fueran reconocidos como los mejores de 2014 al alzarse con un premio Emmy -el Óscar de la televisión- tras imponerse a los del resto de series estrenadas en Estados Unidos el pasado año.

'True detective' sumaba así su nombre a un palmarés de campanillas en el que destacan las secuencias de títulos iniciales de otros clásicos recientes como 'Juego de Tronos', 'Mad men', 'Dexter', 'A dos metros bajo tierra' y 'Expediente X'. Hace apenas unas semanas, se dieron a conocer los seis trabajos que optarán este año a hacerse con el premio en una gala que se celebrará en septiembre. En esta categoría, denominada 'Outstanding Main Title Design', aparecen varios estudios que son auténticos pesos pesados de la industria y que cuentan al menos con un bagaje de diez años de experiencia en la creación de títulos de crédito para las producciones lanzadas por las grandes cadenas, los canales por cable y, desde hace unos años, también las series impulsadas por servicios en 'streaming' como Amazon o Netflix. Precisamente, este último desembarcará en España en el mes de octubre. A continuación, vamos a repasar quiénes son los aspirantes a ganar este año el prestigioso Emmy.

.

'American Horror Story: Freak Show'

Una buena secuencia inicial se caracteriza por la perfecta sincronización animada de elementos visuales, sonoros y tipográficos con el objetivo de crear un ambiente que predisponga al espectador. ‘Freak Show’, la cuarta entrega de ‘American Horror Story’, lo consigue. En apenas un minuto, introduce a la audiencia en un mundo inquietante donde conviven esqueletos, una mujer con tres piernas y payasos –muchos ‘clowns’ con aire siniestro-, rodeados de una iconografía y una música que evocan de inmediato al circo de los horrores. Podría decirse que el resultado es terroríficamente evocador.

.

'Bosch' y 'Manhattan'

Los creativos que trabajan en Imaginary Forces se harán la competencia a sí mismos en las votaciones, ya que este año se han alzado con una doble candidatura gracias a dos trabajos bien diferentes. Por un lado, los académicos han decidido nominar la secuencia inicial creada para la policíaca 'Bosch', adaptación de las novelas de Michael Connelly protagonizadas por el detective de homicidios Harry Bosch. Esta ficción es un producto de Amazon, que sigue así su aventura en el mundo de la producción propia de series a través de su servicio de 'streaming' Prime Instant Video. Este estudio ha recurrido al 'efecto espejo' que sirve para mostrar los rascacielos del 'skyline' de Los Ángeles y las descomunales autopistas atestadas de tráfico que cruzan la ciudad. Combina imágenes diurnas y nocturnas, con ráfagas de los personajes. El conjunto sugiere esas historias de detectives que se desarrollan a la luz de la luna.

La segunda candidatura se la ha brindado 'Manhattan', la ambiciosa apuesta del canal WGN America, cadena prácticamente novata en el terreno de la ficción. Su título puede llevar a equívocos, ya que no tiene nada que ver con la 'Gran Manzana'. Esta serie de Sam Shaw hace alusión al Proyecto Manhattan. En ella, se relata la cuenta atrás para desarrollar la bomba atómica durante la Segunda Guerra Mundial. Explica, en clave de ficción, la rutina diaria y el trabajo de las personas vinculadas a ese proyecto nuclear, que residían en una base aislada y casi incomunicados del mundo exterior. En los breves títulos de crédito, se mezclan aspectos de esa vida cotidiana con fórmulas físicas y matemáticas.

.

'Halt and Catch Fire' y 'Marvel's Daredevil'

Otro estudio que ha conseguido un doblete en las candidaturas es Elastic, que se consolida como una de las referencias más destacadas del sector. De hecho, Patrick Clair, creativo de esta compañía, logró en 2014 el Emmy a los mejores títulos de crédito gracias a su sensacional trabajo para la primera entrega de 'True detective'. En esta ocasión, él compite con las piezas que ha realizado para 'Halt and Catch Fire' y 'Marvel’s Daredevil'.

La primera, producida por AMC, está ambientada en los años ochenta, en el boom de la informática y en pleno nacimiento de la industria de los ordenadores personales. La serie traslada al espectador a los primeros días de la era del PC, cuando las computadoras no tenían nada que ver con lo que hoy conocemos. La moda, la estética y la música juegan un papel fundamental en esta ficción, cuya cabecera evoca al nacimiento de una idea. En este caso, en vez de la bombilla encendida que simboliza la llegada de la inspiración, el espectador presencia el viaje que experimenta una señal hasta que se enciende una luz LED del ordenador. Las siluetas de algunos personajes aportan el factor humano sobre un intenso rojo.

Ese mismo color está muy presente en la secuencia inicial de cada episodio de 'Marvel's Daredevil', serie inspirada en los mejores cómics del superhéroe. En este caso, Matt Murdock es un abogado ciego que de noche se pone una máscara para convertirse en un 'vigilante' y tomarse la justicia por su mano. En los títulos, se muestra a la audiencia la cara violenta de Nueva York, teñida de un intenso rojo. El hecho de que el protagonista sea invidente se sugiere poco a poco, gracias al recurso de un líquido viscoso que recuerda a la sangre y que revela, poco a poco, diversos objetos, desde rascacielos a la escultura de un mausoleo; hasta que se configura la propia figura de Daredevil.

.

'Olive Kitteridge'

Esta miniserie, producida por la influyente HBO, cierra la lista de candidatos de este año. Es una ficción basada en la novela homónima de Elizabeth Strout, ganadora del Premio Pulitzer. La protagonizan Frances McDormand, ganadora del Óscar por su interpretación en ‘Fargo’, y Bill Murray, entre otros intérpretes. La trama gira en torno a las historias que se desarrollan en un tranquilo pueblecito de Nueva Inglaterra, donde Olive, que tiene la sensibilidad de una mujer fuera de lo común, observa todo lo que ocurre a su alrededor a través, eso sí, de su retorcida mirada.

Teniendo en cuenta ese planteamiento, la cabecera muestra pequeños detalles de la vida cotidiana que pueden acabar sugiriendo otras cosas. Así, por ejemplo, lo que al principio parece una nevada, muy pronto se convierte en azúcar que se espolvorea sobre un donut. Eso da paso en la pantalla a unas pastillas que acaban conformando una flor, mientras aparece un corazón hecho en punto de cruz. El cerco que deja un vaso sobre una servilleta o la visión de un faro en el mar, que acaba transformándose en el papel pintado que cubre las paredes de una habitación, sitúan al espectador en la atmósfera adecuada para disfrutar de la serie.