El Correo

Belén Esteban, ¿la 'Princesa del tongo'?

Belén Esteban, anoche durante la gala final.
Belén Esteban, anoche durante la gala final. / telecinco
  • La colaboradora de 'Sálvame' acaparó el 67,9% de los votos, pero su triunfo no convenció a buena parte de la audiencia. "¿También ganará 'Pasapalabra'?, se preguntaban en Twitter

"Que te compre el Migue la maleta". Se preocupó tanto 'La Esteban' por el equipaje de su hija Andrea para el viaje de estudios, que se olvidó del maletín. Y eso que estaba cantado: se llevó los 100.000 euros del premio. ¿Si ganó 'Mira quién baila' moviéndose como un pato mareado, porqué no iba a conseguirlo por convivir a gritos en Guadalix? Los usuarios de Twitter lo tienen claro. "Sólo le falta ganar 'Pasapalabra'". Belén Esteban estuvo anoche sembrada. “Puedo gustar o no gustar, pero he sido como Dios me ha parido, y a tomar por culo”, dijo resumiendo ella misma su paso por 'GH VIP'. Pues eso. "Yo soy así", se justifica cada vez que la lía. Así de grosera, maleducada, infantil, inculta, manipuladora, tramposa, histérica e intensa, según sus detractores, que ya son legión. Mientras, sus incondicionales ensalzan su autenticidad. "Tengo el coño de aquí a Logroño", reflexionó anoche antes de acaparar el 67,9% de los votos. Pues eso.

Aguasantas Vilches, la exnovia del hijo de la exesposa de un primo de la Pantoja, no se metió en líos y supo convivir en la casa. Fue educada, discreta y empática con sus compañeros. "He sido como soy", repitió a lo largo del 'reality' en diversas ocasiones. Durante la gala final, dijo estar muy unida a su familia y le regaló un emotivo consejo a la audiencia: "Quiero decir a todo el mundo que valore lo que tiene al lado". Belén Esteban dio mucho juego y muchos vídeos. La consideraron culpable de 'acoso' hacia una compañera, la castigaron por hacer trampas en las nominaciones y por insinuar que otra concursante tomaba drogas. Y aún así, dobló en votos a su rival.

La audiencia -que no es tonta- no olvida que cuando Belén salió nominada por primera vez, se hicieron públicos 'por error' los porcentajes de votos que reflejaban que tenía un pie fuera de la casa. Esto provocó que sus fans se pusieran manos a la obra y la salvaran en el último minuto. Pero esta vez, 'GH VIP' decidió llevar a plató a las dos finalistas -Aguasantas y Belén- y someterlas allí al careo con sus excompañeros y al veredicto del público. Al tercer finalista, Coman, le despacharon rapidito.

Acaparó la gala final

La gala se convirtió en un descarado intento de promocionar a 'La de San Blás' para asegurarse así su victoria. La mayor parte del tiempo 'La Esteban' habló de sí misma. Los minutos restantes 'La Esteban' habló de Aguasantas. Fue descarado. La joven sevillana de 22 años, que logró la hazaña de quedar segunda, apenas abrió la boca. Y sorprendentemente casi no hubo abucheos del público.

En las redes sociales hicieron una observación. ¿Por qué 'La Esteban' se transformó de repente en 'Santa Belén'? Tras una pausa publicitaria, se convirtió en el paradigma de la cordialidad y la educación. Pidió disculpas a todos los que ofendió durante el concurso, reconoció sus errores -algo insólito- y no se puso a la defensiva en ningún momento. "Yo sé que tengo muchísimos fallos. Habré hecho cosas mal y si tengo que pedir perdón, lo haré", repitió insistentemente.

Unos minutos antes Jordi González les mencionó por encima lo de la tragedia aérea de Francia. "¿Qué ha pasado?", dijo una Aguasantas preocupada. Pero Belén ni siquiera se percató de la dramática noticia. "¿Qué ha pasado en 'Sálvame'?", fue su siguiente pregunta. Eso sí, donará el dinero del premio a organizaciones benéficas en una pirueta para seguir engrandeciendo al personaje que tanto gusta a Vasile. El plató vibró al grito de 'tongo', pero nada importaba ya. La 'Princesa del pueblo' había recuperado su reinado. Tiene Sálvames, Deluxes y Andreas para rato. Y Mediaset un filón para seguir engordando las audiencias con buena ración de 'cocretas'.