El Correo

Un 'Velvet' de récord

'Velvet'.
'Velvet'. / Archivo
  • visto y oído

  • Los ganadores y perdedores de la batalla entre programas y cadenas

SUBEN

- 'Velvet': Era la última cita con los espectadores antes del parón motivado por las fiestas navideñas y la ficción de Antena 3 se regaló su particular 'Noche de Reyes' anotándose su récord de la temporada con 4.364.000 espectadores para un 24,2% de cuota de pantalla. Más que de sobra para liderar un 'prime time' en el que sus rivales no tuvieron ninguna opción de acercarse a los registros de la serie protagonizada por Paula Echevarría y Miguel Ángel Silvestre.

- 'Fútbol: Mundial de clubes: Deportivo Cruz Azul-Real Madrid': Los goles de Sergio Ramos, Benzema, Bale e Isco le sirvieron al conjunto entrenado por Carlo Ancelotti para sumar su vigésimo primera victoria consecutiva, situándose tan solo a una del récord internacional, en manos de Coritiba brasileño. De paso, los blancos se clasificaron para la final de un torneo que aún falta en su palmarés y le dieron a Cuatro un magnífico 23,4% de 'share', situándolo como el segundo espacio más visto de la noche.

- 'Sálvame: diario': Poco importa que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) haya pedido a Mediaset que adopte las medidas oportunas para una correcta adecuación de la calificación por edades de los contenidos del espacio conducido por Jorge Javier Vázquez. El programa, ajeno a tales requerimientos, tocó la barrera de los dos millones de espectadores, quedándose en un 17% de 'share'.

- 'El hormiguero': La presencia en el plató del aventurero Frank Cuesta, que tuvo oportunidad de departir con Pablo Motos de la segunda temporada de 'Wild Frank', que debutará el 21 de diciembre en Discovery MAX, le sirvió al espacio de Antena 3 para atraer a 3.434.000 espectadores, lo que se tradujo en un 16,6% de cuota de pantalla.

BAJAN

- 'Taxi, derrape total': La gran derrotada de la noche fue La 1, que con esta cinta dirigida por Tim Story y protagonizada por Queen Latifah y Jimmy Fallon se quedó en un pobre 9,7% de cuota de pantalla. Una prueba clara del poco atractivo entre la audiencia de las andanzas de la descarada taxista a la que pone rostro Latifah.