El Correo

«El Everest me cambió todo»

vídeo

Jésus Calleja / Ó. CHAMORRO

  • JESÚS CALLEJA, El explorador y comunicador de Cuatro repasa retos personales en el libro 'Si no te gusta tu vida, ¡cámbiala!'

Detrás de cada nuevo reto del aventurero más conocido de la televisión hay toda una intrahistoria de superación. Los comienzos no fueron fáciles para Jesús Calleja. El optimismo y vitalidad naturales de este leonés de pura cepa han conseguido alcanzar el gran reto de su vida, dedicarse a aquello que ama, la aventura y la exploración. Con una capacidad innata para la comunicación y la divulgación, Calleja hace partícipe de sus desafíos a una audiencia fiel, que consolida su programa 'Desafío Extremo', emitido en Cuatro desde hace ya siete años. Las cimas más altas de cada continente, el Polo Norte y Sur, la cavidad más profunda del planeta o el rally más extremo del mundo forman parte de los desafíos completados por Calleja, que ahora vive inmerso en su nuevo proyecto, 'Planeta Calleja', un espacio televisivo novedoso, ideal para conocer a algunos de los rostros más conocidos en pleno desafío, cada domingo en Cuatro.

- ¿Cómo se traslada esa motivación que muestra en su libro al ámbito de la vida diaria?

- No quiero ser pretencioso, me limito a reflejar lo que he hecho yo para salvar las dificultades. Si a alguien le puede valer para su vida, genial; si no, al menos se reirá con el libro.

- ¿Es ese carácter divulgativo, hacer partícipe a los demás de lo que hace, la clave de su éxito?

- Puede ser, a mí me gusta compartir. Me parece demasiado egoísta guardarte algo con lo que has disfrutado plenamente, disfruto tanto contándolo como viviéndolo. Con la televisión he conseguido la perfección al poder vivirlo y contarlo a la vez, no concibo otro trabajo mejor que el que estoy haciendo ahora mismo, supera todas las expectativas que pudiera tener.

- ¿Con qué desafío se queda?

- Llegar a la cima del Everest ha sido la aventura de mi vida, desde pequeño quería hacerlo y se lo había prometido a mi padre. Además lo logré en unas condiciones un poco precarias, lo cual te motiva aún más. Fue el proyecto que lo cambió todo, hice una gran reflexión de mi vida, alcanzar la cima fue tan sublime que me di cuenta de que quería dedicarme a esto, no quería volver a una vida convencional. Me planteé seguir buscando sensaciones impactantes y transmitirlas a los demás. Enseñar el mundo de otra manera.

Programa nuevo

- ¿Cuáles son sus proyectos?

- Vivo sin parar, mi vida está llena de proyectos. Ahora estamos terminando de rodar la segunda temporada de 'Planeta Calleja' e iniciaremos pronto la tercera. Además vamos a trabajar en un programa nuevo que aún no puedo desvelar pero que seguro va a sorprender.

- ¿Siempre tuvo esa predisposición hacia los medios?

- Yo no vengo del mundo de la televisión ni estudié nada relacionado con la imagen. Soy así, la gente que me conoce lo sabe. La virtud que puedo tener es que la cámara no me asusta, no me influye en absoluto, yo voy a actuar exactamente igual. Eso que a mí me parece sencillo, según los que saben, debe ser lo más difícil.

- ¿Resulta más intenso el proceso que la llegada a la cima?

- El proceso es la parte más divertida. En la vida hay que tener un plan, un objetivo sobre el que gire tu vida. Yo siempre tengo tres planes: a corto, medio y largo plazo. Eso me da vitalidad y la sensación de que el tiempo se estira, la ilusión que le pones a cada minuto de la vida lo hace todo mucho más interesante.