El Correo

El París turbulento de finales del siglo XIX, en el Guggenheim

fotogalería

Una mujer observa uno de los cuadros de la nueva exposición del Guggenheim. / Efe

  • La exposición incluye obras de Toulouse-Lautrec, Paul Signac, Odilon Redon y Pierre Bonnard, entre otros artistas

El París de finales del siglo XIX se dividía entre burgueses, proletarios y bohemios, entre católicos, conservadores radicales y grupos de extrema izquierda. Fue una época turbulenta y violenta, en la que surgieron movimientos de vanguardia decisivos para la historia del arte, como el neoimpresionismo, el simbolismo y los 'nabis', palabra que significa 'profetas' en hebrero. Al compás del cambio en la ciudades francesas, los artistas empezaron a experimentar con un tipo de pintura hecha con pequeños puntos de pincel, y con técnicas adecuadas para llegar al gran público, como el grabado, del que salieron los pósters.

Todo este universo de transformación social y artística es el que recoge la exposición que se ha presentado esta mañana en el Guggenheim Bilbao. Incluye obras de creadores tan relevantes como Paul Signac, Odilon Redon, Pierre Bonnard y Henri Toulouse-Lautrec. Está comisariada por Vivien Greene, conservadora del Guggenheim de Nueva York y experta en este periodo, que ha logrado reunir 125 obras de colecciones privadas, en su mayor parte del área neoyorquina.

La muestra se presenta en tres salas consecutivas de la tercera planta del museo bilbaíno, y se abre con el cuadro titulado 'Nenúfares' del impresionista Claude Monet, de 1914. Aunque no perteneció a ninguno de los movimientos citados, este era considerado como un «héroe» para muchos de los artistas encuadrados en los mismos, según ha explicado Greene.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate