El Correo

Felipe VI defiende en San Sebastián la cultura como un derecho que nos hace «más libres»

fotogalería

Los Reyes, en la entrega de premios en San Sebastián de las Medallas de Oro al Mérito en las Bellas Artes. / E. Goia

  • Los Reyes han presidido el acto de entrega de las Medallas de Oro de las Bellas Artes, que se ha celebrado en el Teatro Victoria Eugenia

Los Reyes de España han presidido este lunes la entrega de las Medallas de Oro al Mérito a las Bellas Artes en un acto celebrado en el teatro Victoria Eugenia. San Sebastián ha sido elegida este año para acoger la ceremonia por ser Capitalidad Cultural Europea. En su discurso Felipe VI ha ensalzado la pujanza creativa de Donostia, «una de las ciudades más hermosas del mundo, como hay que reconocer con orgullo».

El alcalde de San Sebastián, Eneko Goia, ha abierto el acto, desarrollado con una escenografía sobria. En el escenario se encontraban sentados los premiados o sus representantes. Había, además, cuatro banderas, junto a un atril y un cartel de grandes dimensiones que anunciaba el motivo de la ceremonia.

El monarca ha subrayado «el valor de la cultura de la convivencia», en línea con lo apuntado también en sus intervenciones por el ministro de Educación y Cultura, Iñigo Méndez de Vigo, o el alcalde de San Sebastián, Eneko Goia, que ha recordado la lucha de la ciudad «por salir de su pasado de violencia y dolor».

En su intervención, el rey Felipe VI ha defendido la cultura como «un derecho y una riqueza que hace que las personas sean más libres y más críticas, también más felices». Ha subrayado que «es muy cierto que la cultura, en este tiempo de aceleración y conexión de casi todo, por un lado nos identifica, nos da sentido de pertenencia y autoafirmación y, por otro, nos permite una conexión mucho más humanista y valiente con las demás culturas del mundo».

«Todos debemos contribuir con nuestra actitud y nuestro respeto a administrar el patrimonio cultural único que nos legaron quienes nos precedieron, que siempre es indispensable cuidar y ensalzar, y a utilizarlo también como una riqueza compartida para la humanidad», ha agregado.

Don Felipe ha apuntado que desde la cultura se debe aprender a «respetar al otro, a cultivar el valor de la solidaridad» y que, por ello, «artistas, intelectuales, escritores y creadores en general» son «esenciales para el devenir de los pueblos» no sólo desde el punto de vista del disfrute y del deseo de sentir y conocer sino además por el aporte económico que también supone para la sociedad.

Felipe VI ha recalcado que las Medallas de Oro al Mérito en las Bellas Artes suponen un claro reconocimiento al trabajo y al talento de todos los galardonados. «Enhorabuena de corazón por todos vuestros éxitos, por estas medallas que tanto merecéis», ha dicho el monarca a los premiados, a los que ha transmitido también sus «inmensas gracias» por que su obra, vocación y entrega nos hace «grandes y mejores como sociedad».

Los galardonados

Entre los premiados figuran la soprano Ainhoa Arteta, el director del Festival de Cine, José Luis Rebordinos (que no ha podido recoger su premio al encontrarse por trabajo en Argentina) o la escultora Cristina Iglesias, que ha sido una de las encargadas de agradecer el galardón en nombre de la treintena de premiados. El otro ha sido el cantante Loquillo, que ha pedido al gobierno más medidas en defensa del sector, como el estatuto del creador, la ley de mecenazgo o la bajada del llamado IVA cultural.

Entre los galardonados en la edición de este año se encuentran, asimismo, Vicente Amigo, María Victoria Atencia, Blanca Ávila Molina, José María Ballester, Francesc Casadesús, Emilio Francisco Casares, José Alberto García Gallo, Emilio Gil Cerracín, Sonia Grande, Emilio Gutiérrez Caba, Pablo Hermoso de Mendoza Cantón, Michael Hoskin, Enrique Llácer Soler, Gregorio Marañón y Bertrán de Lis, Juan Moreno y Herrera-Jiménez, Anne-Sophie Mutter, Leo Nucci, María José Ribot Manzano, Francisco Rico Manrique, Mauricio Wiesenthal, Los Secretos, José Vidal Beneyto, Joan Montanyès i Martínez, Javier Cortes y El Celler de Can Roca.

El 'glamour' de la violinista Anne-Sophie Mutter, la emotividad de María Urquijo, hija de Enrique, que ha recogido el premio en nombre de Los Secretos, o la singularidad del cocinero Jordi Roca y el rejoneador Hermoso de Mendoza han marcado un acto al que ha asistido una amplia representación de la cultura guipuzcoana. También han acudido el delegado del Gobierno en el País Vasco, Carlos Uriquijo; el consejero vasco de Cultura, Bingen Zupiria, y el director general de San Sebastián 2016, Pablo Berástegui.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate