La remodelación de la Atalaya de Mundaka incluirá un nuevo chiringuito y baños públicos

Vista de la zona baja de la Atalaya que será objeto de reforma. / MAIKA SALGUERO
Vista de la zona baja de la Atalaya que será objeto de reforma. / MAIKA SALGUERO

El proyecto arrancará en septiembre y solucionará también las filtraciones que padecen el gimnasio y el club de remo ubicados debajo

MAIKA SALGUERO MUNDAKA.

El Ayuntamiento de Mundaka cambiará la imagen de la zona baja de la Atalaya gracias a un ambicioso proyecto de remodelación que permitirá subsanar también los problemas de filtraciones que sufren tanto el gimnasio como el club de remo, equipamientos ubicados debajo. El proyecto afectará básicamente a un área en forma de L que se encuentra en desuso junto al aparcamiento. «Es un espacio bastante descuidado y que sólo se utiliza como lugar de paso», reconoció el concejal de Urbanismo y Medio Ambiente, Patxi Fernández.

Las obras arrancarán en septiembre y se dividirán en dos fases. La primera se centrará en eliminar las humedades que padecen los locales deportivas. «Hemos tenido muchas quejas por este motivo y las soluciones siempre han sido parches puntuales porque no había dinero. Ahora hay que afrontar una reforma integral, restaurar todo y adecentarlo para que se acaben las incomodidades», manifestó.

El plan contempla levantar todo el firme que rodea la cantina de madera, colocar tela asfáltica, canalizar las aguas pluviales y finalmente urbanizar el área. Asimismo, impermeabilizará la extensión y habilitará un baño atendiendo a las reclamaciones vecinales. La siguiente fase se acometerá «inmediatamente después con el fin de evitar retrasos y esperamos que todo esté listo para primavera», explicó.

Mobiliario vanguardista

La actuación contempla la sustitución del actual chiringuito por un módulo nuevo «más moderno y traslucido para que los clientes disfruten de las vistas de la Atalaya alta», puntualizó. Los gastos de acondicionamiento de la cantina correrán a cargo del futuro adjudicatario. «Hemos aprovechado que este año vencía la concesión para licitar la explotación de nuevo. Aunque todavía no hemos definido el pliego de condiciones, la idea es que el negocio ahora se gestione durante un mínimo de diez años y un máximo de veinte para que se amortice el costo de la obra», afirmó.

Con un presupuesto de 275.000 euros, en esta última fase también se procederá a la colocación de mobiliario de estilo vanguardista. El Consistorio ya ha aprobado inicialmente el proyecto, que espera tener adjudicado para finales del próximo mes.

Temas

Mundaka

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos