Regresan a sus casas 33 familias afectadas por los desprendimientos en Ondarroa

Vistas de algunas de las viviendas afectadas por los desprendimientos de la ladera de Kamiñalde, en Ondarroa. / MAIKA SALGUERO

El alcalde pide a Gobierno Vasco y Diputación de Bizkaia que «tengan en cuenta a la localidad en sus presupuestos para el año que viene»

EUROPA PRESS

Un total de 33 familias de Ondarroa (Bizkaia) afectadas por los desprendimientos de la ladera de Kamiñalde ocurrida en marzo de 2016 han regresado este jueves a sus casas de la calle San Ignazio, pero todavía quedan siete familias sin poder volver a sus viviendas.

Según ha informado el Ayuntamiento de Ondarroa en un comunicado, los vecinos de los portales 40 B, C y 42 A,B de la calle San Inazio han regresado a sus casas a las 9:00 horas de este jueves. En total son 33 familias que fueron informadas de su regreso en la reunión celebrada ayer por la tarde.

El Ayuntamiento confía en que las siete familias de las viviendas cuyo interior se encuentra visiblemente dañado puedan volver a sus casas en enero. Tal y cómo se dijo en la reunión realizada en junio, las familias que no tengan daños en sus inmuebles podrán volver para las fiestas del pueblo.

El Ayuntamiento ha mostrado su satisfacción porque «se están cumpliendo todas las previsiones», y porque, «poco a poco», los vecinos de San Inazio están regresando a sus casas. En ese sentido, el alcalde, Zunbeltz Bedialauneta, ha afirmado que «seguirán trabajando hasta que todas las familias puedan volver».

Según ha explicado, las familias afectadas con daños en sus viviendas tendrán que esperar más tiempo para volver a su hogar, ya que la fachada y las terrazas se arreglarán para octubre.

FINANCIACIÓN

Por otro lado, ha advertido de que «aunque la mayoría de los vecinos vuelvan a sus casas, todavía el pago total de todas las obras sigue pendiente». «Hemos conseguido encauzar los trabajos para estabilizar la ladera de Kamiñalde, pero todavía nos hace falta dinero para pagar toda la obra», ha explicado, para asegurar que «la falta de dinero y el endeudamiento con los bancos y La Diputación Foral de Bizkaia preocupa al Ayuntamiento de Ondarroa».

El consistorio de Ondarroa ha tenido que pedir un préstamo de 5 millones de euros, lo que equivale «a más de la mitad del presupuesto del municipio de todo un año», ha dicho el alcalde, para asegurar que «necesitamos el dinero para poner en marcha proyectos que son de gran importancia para nuestro municipio».

«A pesar de todo, vamos a seguir trabajando a favor de Ondarroa y vamos a tocar todas las puertas posibles para realizar todos los proyectos necesarios», ha asegurado, para indicar que el Ayuntamiento de Ondarroa va a pedir tanto al Gobierno Vasco como a la Diputación Foral de Bizkaia que «tengan en cuenta a Ondarroa en el momento de realizar sus presupuestos para el año que viene».

«En los presupuestos de este año no había ninguna partida prevista para Ondarroa, por lo que nos ha costado mucho conseguir financiación, por ello queremos que el próximo año se nos tenga en cuenta», ha concluido.

Fotos

Vídeos