Protección Civil de Bermeo sale a flote pese a la escasez de voluntarios

Miembros de Protección Civil de Bermeo intentan despejar un camino en Sollube. /  MAIKA SALGUERO
Miembros de Protección Civil de Bermeo intentan despejar un camino en Sollube. / MAIKA SALGUERO

Completa un pequeño grupo operativo para hacer frente a situaciones de emergencia, tras un año de inactividad por falta de efectivos

IRATXE ASTUI BERMEO.

Tras un año de inactividad por falta de efectivos, Protección Civil de Bermeo ha logrado rearmarse con el fin de hacer frente a posibles situaciones de emergencia que puedan surgir en la villa marinera en forma de incendios, temporales o contratiempos de cualquier tipo. Aunque la agrupación, cuya actuación ha resultado vital en muchas de las contingencias registradas en la localidad, ha conseguido salir a flote, sus gestores no esconden que están «justos de gente» y por ello han puesto en marcha una campaña de captación de voluntarios.

«Nos urge formar un grupo fuerte y fijo», apuntó su coordinador, Jon Ojanguren. El Ayuntamiento de la villa marinera también se ha sumado a este llamamiento. «Es indispensable consolidar un equipo compacto ante cualquier imprevisto que surja en el pueblo como el control de un fuego para que las llamas no se extiendan durante el tiempo que los bomberos tardan en llegar desde Gernika», señaló el responsables del área de Servicios y Policía Municipal del Consistorio costero, Benito Ibarrolaza.

Sin ir más lejos, en el incendió registrado el pasado día 27 en el número 45 de la calle Aurrekoetxea, en pleno casco viejo, su labor resultó determinante, ya que evitó que el fuego se propagara a los inmuebles adyacentes, mientras acudían las dotaciones de la villa foral.

Experiencias positivas

Protección Civil de Bermeo, que echó a andar hace casi tres décadas y fue merecedora del Premio Hegaluze en 2013 por su «magnifica» labor, orienta también sus esfuerzos a la prevención y reducción de situaciones de riesgo de diferente índole, así como al socorro de la integridad física de las personas o la seguridad en eventos multitudinarios. «El trabajo de los voluntarios ha sido determinante no sólo en incendios sino también a la hora de hacer frente a problemas originados por inundaciones, nieve, fiestas o rescate de personas», recalcaron fuentes municipales.

Los voluntarios que deciden ingresar en el grupo reciben una serie de cursos de formación gratuitos relacionados con «escalada, utilización de perros de rescate o atención a las víctimas, entre otros muchos conocimientos», enumera Ojanguren. Los actuales miembros del colectivo, por su parte, destacan que «trabajar a favor del pueblo reporta experiencias muy positivas y enriquecedoras».

Las personas, mayores de 18 años, interesadas en sumarse al equipo pueden inscribirse en las oficinas de la ventanilla única Berh@z, ubicadas en Ertzilla kalea. «Sería bonito que cuadrillas de amigos se animaran a incorporarse al equipo», apuntaron desde la agrupación local.

Temas

Bermeo

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos