Las primeras dieciséis toneladas de anchoa, a 1,40 euros en Ondarroa

La anchoa descargada ayer en Ondarroa fue de tamaño pequeño. / MAIKA SALGUERO
La anchoa descargada ayer en Ondarroa fue de tamaño pequeño. / MAIKA SALGUERO

El bocarte, sobre todo de tamaño pequeño, se comercializó para su venta directa en pescaderías

MIRARI ARTIME ONDARROA.

La anchoa no se ha hecho esperar. Apenas varias horas después de entrar en vigor la autorización que permite pescar esta especie, los puertos vascos recibieron las primeras descargas. La cofradía de pescadores Santa Clara de Ondarroa subastó ayer cerca de 16 toneladas de bocarte capturado por embarcaciones de Cantabria, Galicia y de la localidad costera.

La cotización, sin embargo, decepcionó a los arrantzales. Las descargas que se comercializaron a primera hora de la mañana y fueron directamente para su distribución entre las pescaderías se vendieron a una media de 1,40 euros el kilo al tratarse básicamente de piezas pequeñas. «En el mercado hay anchoa portuguesa desde las pasadas navidades por lo que para el consumidor no es un género nuevo y esa situación no nos ayuda nada, todo lo contrario», se lamentaron varios pescadores a pie de muelle.

El año pasado, por estas mismas fechas, Ondarroa recibió 25 toneladas de anchoa joven que llegó a cotizarse a 5.80 euros el kilo, mientras que en 2016, las primeras unidades de bocarte se pagaron a 17 euros. «No obstante, tan solo es una primera muestra, esperamos que las piezas grandes y de calidad lleguen como siempre hacia abril, en su época», reiteraron.

De hecho, la flota de bajura tiene buenas perspectivas de cara a la presente campaña. El tope establecido por la Unión Europea asciende a 33.000 toneladas de las que un 90% corresponden a las embarcaciones que faenan bajo pabellón español y un 10% a los buques franceses.

Buen estado del recurso

Tras los acuerdos alcanzados entre los dos sectores, los del Cantábrico faenarán en exclusividad hasta el 1 de junio y a cambio cederán parte de su cuota a los pesqueros galos. Además, los resultados de las campañas de investigación realizados por los científicos de Azti han confirmado el buen estado del recurso. «Pero la mar es impredecible y cada costera es completamente diferente a la anterior», reconocieron.

En la última temporada, las cofradías recibieron 16.700 toneladas, un 14,7% más que en 2016. El muelle ondarrés volvió a liderar las descargas con cerca de 8.300 toneladas capturadas por buena parte de la flota de Bizkaia, Cantabria, Asturias y en especial Galicia. Bermeo recibió poco más de 300. La cotización media se situó en 1,62 euros el kilo, ligeramente por encima de los 1,58 registrados durante la campaña anterior.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos