Las plantas de cultivo acaparan buena parte de las ventas en el mercado de Gernika

I. ASTUI BERMEO.

A pocas semanas del inicio de la primavera, los aficionados a la horticultura que acuden al mercado de los lunes de Gernika han comenzado a proveerse de plantas de cultivo propias de este época del año para sus huertas. «Hay mucha gente aficionada, incluso entre los jóvenes», señaló ayer un vendedor de este tipo de producto que acude al recinto gernikarra. Por un kilo de plantas de guisante y de habas pedían idéntica cantidad, ocho euros. Algunos compradores se decantaron por la de cebolla, que se vendió a 3 euros. 25 tacos de lechuga, por otra parte, costaban 1,50.

Dentro de la oferta de género hortofrutícola, el kilo de la alubia de la variedad local tolosana se mantuvo en los 13 euros el kilo, mientras que la docena de puerros varió entre los 3 y 3,50 euros. Un kilo de patatas valía un euro y por el mismo precio se podía adquirir un manojo de apio, una escarola o una 'txorta' de espinacas. Las manzanas de caserío se pesaron a 1,50 euros y media docena de zanahorias se cotizó a 80 céntimos. En algunos mostradores ofertaron harina de maíz y nueces, a 7 euros el kilo en ambos casos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos