Un exmarino de 66 años y con discapacidad física muere en el incendio de su casa en Gernika

Un exmarino de 66 años y con discapacidad física muere en el incendio de su casa en Gernika

La víctima, en silla de ruedas, estaba solo cuando el fuego se extendió por un salón con cocina americana. No se desalojaron más pisos, «pero salimos por miedo», dicen los vecinos

Jesús J. Hernández
JESÚS J. HERNÁNDEZ

Un hombre de 66 años con discapacidad física perdió ayer la vida en el incendio de su vivienda en Gernika. El fuego, originado por causas que se desconocen en el número 10 de la calle Errekazarra, se extendió por un salón equipado con cocina americana. Agentes de la Unidad Científica de la Ertzaintza investigan las causas del mismo y «si la muerte se produjo por el incendio o antes del fuego». Testigos presenciales creen que se originó «en el sofá».

Los Bomberos de Bizkaia recibieron el primer aviso ayer a las seis y media de la tarde. Llamaba un vecino de la zona preocupado ante la alarmante salida de humo por una ventana del segundo piso. El parque de Bomberos de la villa foral envió rápidamente una de sus dotaciones al lugar, donde también llegó la Policía Municipal, la Ertzaintza y una ambulancia. «En 40 minutos estaba sofocado el fuego y controlada completamente la situación», detallan fuentes de Emergencias. Nada pudieron hacer, sin embargo, por salvar la vida del único ocupante de la vivienda.

«No ha sido un fuego grande», confirman desde el área de Emergencias. Ni siquiera fue necesario evacuar a sus vecinos. «La recomendación habitual en estos fuegos y tratándose de edificios de hormigón, es permanecer en el interior del domicilio cerca de una ventana. Hay más peligro de inhalar gases tóxicos saliendo a la escalera», recuerdan. Pese a ello, fueron muchos los que se echaron a la calle desde otros pisos al ver el humo «por miedo a que se extendiera».

Una enorme humareda fue el único rastro que dejó el siniestro en el edificio. De hecho, los efectivos contraincendios tuvieron que trabajar con equipos de respiración autónomos. «He pensado que había habido un accidente camino de Lekeitio hasta que he llegado al portal y me lo he encontrado acordonado», relataba una propietaria de la letra C que no pudo acceder a su casa hasta las 20.15 horas.

'Pipa'

'Pipa', como le conocían sus amigos, había vivido siempre allí. Soltero y apegado a «sus hermanas», fue marino hasta que la edad y las dolencias físicas le obligaron a retirarse. «Hacía años que se desplazaba en una silla de ruedas motorizada por sus problemas de movilidad», relatan los que le trataron. «Si se le atascaba, no te creas que te dejaba echarle una mano. Es una persona muy conocida en el barrio de Renteria». Aquella zona es pequeña, un apéndice obrero al norte de Gernika, repleto de talleres y bloques de cuatro alturas donde cuesta encontrar un lugar en el que tomarse un café. En el Artale anoche solo se hablaba del incendio, aunque la mayoría no había tratado a 'Pipa' en los últimos tiempos. Tampoco recuerdan el origen del apodo. «Hace años era un habitual del Arin, una degustación que ahora está cerrada».

Los forenses tratan de determinar si la muerte del varón se produjo antes del incendio o a causa de él

Todo apunta a que este marino retirado, una persona «muy vital en su juventud» y al que sus amigos definen como «una buena persona», llevaba tiempo al margen de cualquier vida social. La discapacidad física limitaba mucho los movimientos de un hombre «acostumbrado a viajar y ver mundo». Su presencia en el portal número 10 se había tornado muy discreta. Una de sus vecinas admitía ayer que «hacía un año que no le veía. Si te digo la verdad, pensaba que ya no vivía aquí». La mayoría evita dar su nombre. «Es que en el barrio de Renteria nos conocemos todos», se justifican.

El deteriorado estado del cadáver complicará las labores forenses. La investigación posterior deberá determinar, en primer lugar, si el hombre murió antes del incendio o debido a los efectos del mismo, ya sea a causa del humo o por el fuego. Por el momento, «no se descarta ninguna posibilidad», señalaron fuentes del Departamento vasco de Seguridad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos