LAS CLAVES

Saioa Lara: «No partía como favorita y no lo esperaba, ha sido increíble»

Saioa Lara, en la gala de entrega de los premios Goya. / EL CORREO
Saioa Lara, en la gala de entrega de los premios Goya. / EL CORREO

Saioa Lara, Goya al Mejor Diseño de Vestuario por su trabajo en 'Handia', está deseando volver a Markina para celebrar el triunfo con los suyos

MIRARI ARTIME MARKINA.

«No me lo esperaba, fue increíble. Como una bomba, que dicen tu nombre y tienes que salir rápido. Abracé a mi madre y sólo pensaba en coger el papelito que llevaba y que preparé porque me lo aconsejó un amigo, por si acaso. Fue un sueño difícil de explicar». La markinarra Saioa Lara sigue emocionada al recordar los momentos de felicidad que le acaba de brindar su profesión.

No es para menos. Lara se alzó el sábado con el Goya al Mejor Diseño de Vestuario 2018 por su trabajo en la cinta 'Handia', de Aitor Arregi y Jon Garaño. A este galardón también aspiraban Paco Delgado por 'Abracadabra', Mercé Paloma por 'La librería' y Tatiana Hernández con 'Oro'. «No aparecía como favorita en las previsiones pero estoy muy feliz por haberlo logrado», reconoce.

1.000
figurantes actúan en 'Handia' bajo la supervisión de la directora de vestuario, Saioa Lara.
2011
fue el año que consiguió otro galardón por 'Arriya', de Gorritiberea en el Festival de Málaga.

Aterrizó en el cine casi por casualidad. Estudió magisterio y piano y luego realizó un curso de asesoría de imagen que le abrió el camino para trabajar en una agencia de modelos. «Una amiga me empujó a probar en el cine. En 2006 me encargué por primera vez del vestuario, y desde entonces me dedico de lleno. Estoy muy contenta. No me arrepiento del camino que he tomado. Para nada ¡Con todo lo que me está pasando!».

Por sus manos han pasado los vestuarios de títulos tan conocidos como 'Loreak', 'Lasa y Zabala', 'Igelak' y 'Operación Concha'. «Todas son únicas, cada una tiene sus cosas, sus peculiaridades y aspectos diferentes, algunas son más complicadas que otras, pero todas son especiales», reconoce.

En el caso de 'Handia' hubo más de mil figurantes a los que Lara tuvo que dar el visto bueno. «Es importante desde lo que llevan puesto hasta el más mínimo complemento y en el caso de 'Handia' resultó como el título de la película, muy grande», señala en un descanso del rodaje 'Bajo el mismo techo', de Belén Macías, en Madrid.

Para caracterizar correctamente a los personajes, Lara realiza un trabajo previo de documentación en el que invierte varios meses. En el caso de 'Handia' para tener en cuenta, entre otros aspectos, el momento histórico de los países que atraviesan 'Martín' y 'Joaquín' y las gentes tan diversas con las que se relacionan a lo largo de su travesía entre los que se incluyen desde militares, aristócratas parisinos y británicos hasta miembros de la realeza.

Camuflar los zancos

Una de la mayores dificultades a las que Lara ha tenido que hacer frente no ha sido reflejar esas idas y venidas, sino lograr un vestuario realista para 'el gigante'.

«Lo más complicado ha sido cuidar las proporciones de las prendas para que pareciera real y no se notaran los zancos que llevaba el actor», ha reconocido la diseñadora. Tampoco ha sido fácil la adquisición de los zapatos, que había que hacerlos a medida y cortarlos para meter los palos del actor.Los abrigos que luce la estrella del espectáculo, las levitas de su hermano y las capas de su 'manager' también han sido otros elementos importantes de la historia, donde la ropa ha jugado un papel fundamental.

Lara, que ya conoce el sabor del triunfo con el premio al vestuario de 'Arriya' en el Festival de Cine de Málaga en 2011, está deseando volver a casa para compartir el Goya con su familia -a la que se siente muy unida- y con sus amigos. «En cuanto pueda regreso a Markina, a estar con los míos», asegura.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos