Ondarroa y Bermeo reciben cerca de 55 toneladas de bonito

El precio medio de venta en lonja ha oscilado entre los 3,10 euros de las piezas más pequeñas y los 7,15 de las grandes

MIRARI ARTIME ONDARROA.

Las abundantes descargas de anchoa que han marcado la pasada primavera han dejado paso a las del bonito del norte que ha comenzado a llegar de manera significativa a los puertos de Ondarroa y Bermeo, donde a lo largo de la semana se han contabilizado alrededor de 54,7 toneladas. La Cofradía Santa Clara ha registrado la entrada de poco más de 37,2 toneladas, mientras que en la villa marinera han rozado los 17,5.

La mayor parte de los apresamientos corresponde a piezas de tamaño mediano, con 26 toneladas en Ondarroa y otros nueve en Bermeo. A continuación, se han situado los túnidos pequeños, mientras que los grandes se han quedado en 7,5 toneladas en el muelle ondarrés y 6,7 en el bermeano. «Aún es pronto para aventurar el desarrollo de la campaña, sólo hemos empezado, pero no vamos a negar que resulta positivo que comience a llegar y a comercializarse como producto de temporada», reconocieron patrones bermeotarras.

De hecho, de las 6.207 toneladas de bonito pescadas en 2016, más de 3.800 correspondieron a ejemplares amparados bajo el sello Eusko Label, cifra que supone un incremento del 65,5 % respecto al ejercicio 2015, que fue el primero en que el propio sector se encargó de identificar las capturas con este distintivo. Para garantizar que el bonito del norte salga al mercado de manera diferenciada, el Gobierno vasco ha reforzado la línea mantenida en los últimos años al implicar al sector al máximo para la colocación en la cola de una precinta blanca de seguridad inviolable con el símbolo Eusko Label y otros datos como un número único de control.

«De esta manera, se pretende reforzar ante el consumidor que la pieza que está adquiriendo está capturada por barcos de Euskadi, de uno en uno y con artes de pesca tradicionales», señalaron desde el Ejecutivo autónomo.

Fotos

Vídeos