Un nuevo macho joven amplía la colonia de cigüeñas en Urdaibai

Una de las parejas que anida en los últimos años en la Reserva de la Biosfera de Urdaibai. /  U. B. C.
Una de las parejas que anida en los últimos años en la Reserva de la Biosfera de Urdaibai. / U. B. C.

Se suma a las dos parejas que anidan los últimos años en Forua y Murueta y que han llegado a la zona «antes de lo previsto»

IRATXE ASTUI GAUTEGIZ ARTEAGA.

La colonia de cigüeñas va en aumento en la Reserva de la Biosfera de Urdaibai. Desde hace menos de una semana un nuevo ejemplar se ha sumado las dos parejas que como en año precedentes arribaron a la zona para pasar el invierno en sus nidos de Forua y Murueta. El recién llegado, «probablemente sea un macho», apuntaron desde Urdaibai Bird Center, en Gautegiz Arteaga.

«Parece que le ha gustado la zona y quién sabe si una vez que encuentre nido, de aquí a marzo, atraiga a una pareja y procree», señaló Edorta Unamuno, técnico del centro de avistamiento de aves. Desde este museo vivo de la naturaleza, precisamente, se puede disfrutar estos días del vuelo de este nuevo 'inquilino', al que parece que el resto ejemplares de su especie no le han dado brindado un buen recibimiento. «Se trata de aves territoriales y las compañeras no se lo están poniendo fácil para que se asiente en el entorno. Digamos que le están metiendo un poquito de 'caña'», explicó Unamuno.

Los cuatro individuos de cigüeña, que se han convertido ya en habituales en el marco del paisaje de las marismas, han llegado un año más a Urdaibai «antes de los previsto». Los expertos, de hecho, han señalado en los últimos tiempos cambios de hábito y comportamiento migratorios dentro de esta especie. «Aquí han llegado incluso antes de Navidad por lo que el popular refrán de 'Por San Blas, la cigüeña verás...' se puede decir que ha perdido un poco su sentido», apuntaron.

'Fast food' de sobra

Este fenómeno, no obstante, «es generalizado» y responde en gran parte a que en su habitual viaje migratorio invernal a territorio africano «encuentran en el camino lugares como el vertedero de Pinto, en la Comunidad de Madrid, donde pueden proveerse de alimento sin problemas. Es su particular restaurante de 'fast food», explicaron.

La Fundación Urdaibai -Lurgaia en la actualidad-, fue la encargada de poner en marcha, en el año 2003, un programa para la reintroducción de las cigüeña en Busturialdea. Para ello, se trajeron varios ejemplares jóvenes, nacidos ese año, desde el Centro de Recuperación de Fauna Salvaje de Vallecalent, en Lleida. Las cigüeñas permanecieron en cautividad durante un período de dos años para que perdieran su instinto migratorio antes de ser liberadas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos