El minizoo y el jardín botánico de Lekeitio se afianzan como atractivo turístico con 11.000 visitantes

Las aves expuestas sirven también para terapia asistida con los mayores de la residencia. /  MAIKA SALGUERO
Las aves expuestas sirven también para terapia asistida con los mayores de la residencia. / MAIKA SALGUERO

Las instalaciones de la Fundación Uribarren Abaroa también cumplen así el objetivo social de acercar la residencia de ancianos a los vecinos

MIRARI ARTIME LEKEITIO.

Las nuevas instalaciones que la Fundación Uribarren Abaroa de Lekeitio ha puesto a disposición de los ciudadanos se han consolidado como un nuevo atractivo turístico del municipio. Así, desde el pasado mes de octubre, en el que tuvo lugar la inauguración oficial del minizoo y el jardín botánico, -se abrieron al público en agosto- han recibido a cerca de 11.000 visitantes.

«Estamos muy satisfechos con la respuesta registrada», señalaron desde el centro que de esta manera también persigue aumentar la integración social de la residencia en la localidad. Entre los ciudadanos que han decidido conocer de cerca las dotaciones figuran grupos de escolares, asociaciones y colectivos de distinta índole. «También han venido muchas familias atraídas sobre todo por los animales que albergamos», añadieron. La colección privada de aves exóticas del minizoo cuenta con más de medio centenar de ejemplares de 28 especies diferentes.

«Se pueden ver una selección de las más bellas y curiosas aves, todas ellas nacidas y criadas en cautividad, ya que de otro modo sería imposible poder verlas, excepto en su hábitat natural», indicaron. Los ejemplares expuestos sirven además para la terapia asistida que se ha puesto en marcha con los residentes. «Es un apoyo a las prácticas convencionales, nunca sustituta, en la que se da un encuentro entre la persona y el animal», explicaron.

Pavos reales

«Además, por los jardines, hay una docena de pavos reales y dos grullas que los visitantes tratan de localizar y que abre el camino para recorrer el jardín botánico», explicaron. Con más de 2.000 ejemplares y 123 especies diferentes, el segundo recinto de estas características que se abre en el territorio incluye también dos huertos, uno con hortalizas de temporada y otro con plantas aromáticas y culinarias.

La entrada es libre todos los días, desde las 11.00 hasta las 19.30 horas. Los viernes, además, se ofrecen visita guiada tanto con cita previa como sin ella. Los recorridos se suspenden en Semana Santa, julio y agosto, así como en Navidad, festivos y puentes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos