Markina abrirá un nuevo pulmón verde en el casco urbano con itinerarios peatonales

Vista de la zona trasera del Ayuntamiento en la que se habilitará el nuevo pulmón verde. /  MAIKA SALGUERO
Vista de la zona trasera del Ayuntamiento en la que se habilitará el nuevo pulmón verde. / MAIKA SALGUERO

La modernización de Zelaibarri comenzará a primeros del próximo año y requerirá una inversión de cerca de 1,5 millones de euros

MIRARI ARTIME MARKINA.

El centro de Markina contará a partir del año que viene con una nueva zona de expansión para los vecinos que se convertirá, junto al Prado, en otro pulmón verde del municipio. El Ayuntamiento ha dado los primeros pasos para transformar la parte trasera de la Casa Consistorial en un espacio abierto que combinará su uso recreativo y de ocio sin reducir el área de aparcamiento existente en la actualidad. De hecho, el proyecto contempla incrementar de 143 a 152 las plazas de estacionamiento, de las que cinco se reservarán para personas con movilidad reducida. Para poner en marcha la iniciativa, la Corporación, en el transcurso de la última sesión plenaria, ha dado el visto bueno al inicio del expediente que modernizará Zelaibarri, con una inversión de 1,5 millones de euros.

«Parte de la urbanización correrá a cargo de las viviendas que se construyen en la actualidad, pero la Administración local también realizará su aportación al incluir varias mejoras que repercutirán en el plan general», detalló el alcalde de la localidad, Juanjo Txurruka.Las principales líneas de actuación diseñadas contemplan reordenar toda la superficie existente desde la trasera de las dependencias municipales hasta las inmediaciones de la ría Artibai. En los dos laterales, -frente a las nuevas casas y delante de las oficinas de Correos- se habilitarán sendas aceras de 16 metros de ancho que bordearán a las zonas verdes.

Plazos

En su interior se incluirán dos zonas de estancia, además de itinerarios peatonales para reforzar su condición de área abierta. Los espacios para juegos infantiles se sumarán al equipamiento urbano que se completará con la plantación de numeroso arbolado por todo el circuito. El parking mantendrá su actual estructura y función disuasoria al tratarse del aparcamiento central de la localidad. «Al reordenar los huecos, se crearán más plazas que consideramos suficientes para ese entorno», señalaron.

El Ayuntamiento confía en iniciar las obras para primeros de 2018, una vez finalizada la tramitación administrativa. El plan de actuación contempla ejecutar uno de las principales intervenciones urbanísticas del ejercicio en dos fases. «La primera tiene un plazo de tres meses y comenzará por la zona izquierda, por delante de Correos», matizó el primer edil. La segunda «arrancará para los Cármenes y se centrará en el lado contrario», añadió el regidor.

Fotos

Vídeos