La Mancomunidad implantará el quinto contenedor en todo Lea Artibai desde octubre

Un vecino de la zona separa los desechos orgánicos. / M. S.

Los vecinos recibirán en casa un kit de reciclaje compuesto por un cubo, bolsas biodegradables y una tarjeta con chip para abrir los depósitos de la calle

MIRARI ARTIME MARKINA.

La Mancomunidad de Lea Artibai activará finalmente en octubre la implantación progresiva del quinto contenedor por las calles de Berriatua, Bolibar, Etxebarria, Lekeitio, Markina y Ondarroa. Los vecinos de Ispaster, por su parte, reforzarán el autocompostaje, mientras que en Lea Ibarra ya se encuentran instalados. «La intención es empezar a gestionar el nuevo modelo a partir de otoño y que esté en marcha para Navidad, una vez resuelta la reclamación interpuesta por una empresa en el Órgano Administrativo de Recursos Contractuales (OARC) por los pliegos del contrato», indicaron desde la entidad comarcal.

Los doce municipios de la zona participarán en un proyecto piloto y pionero en el territorio, similar al que se desarrolla en Gipuzkoa, para la recogida selectiva de materia orgánica al incluir en el contenedor marrón todo tipo de residuos, no solo los vegetales tal y como se realiza en el resto de Bizkaia. De esta manera, se persigue alcanzar unas tasas de recogida selectiva cercanas al 70% frente al 25% que se cifra en Bizkaia. Para llegar a ese objetivo, la entidad supramunicipal pondrá en marcha campañas de concienciación que incluirá visitas a domicilio.

Un grupo de entre cuatro y cinco personas acudirá a los hogares de la comarca para facilitar a las familias el kit completo de reciclaje que estará compuesto por un pequeño cubo marrón, bolsas biodegradables y una tarjeta con chip, indispensable para abrir los contenedores instalados en las calles.

Seguimiento

Por otra parte, estos técnicos se encargarán también de informar el tipo de residuos a introducir en los nuevos depósitos, los que deben quedarse al margen y la importancia de separar «para evitar que la mayor parte de la basura termine en la fracción resto», apuntaron desde la Mancomunidad. Aunque la participación será completamente voluntaria, la entidad comarcal llevará a cabo un seguimiento del grado de implicación de cada localidad. Tras el concurso de adjudicación, el servicio de recogida y transporte fue encargado a una UTE con un coste anual de cerca de 675.520 euros, que serán sufragados por los ayuntamientos a través de sus aportaciones a la Mancomunidad.

Fotos

Vídeos