El juzgado de Gernika recibe un centenar de denuncias al año por violencia de género

Una agente trata de consolar a una mujer que ha sufrido violencia de género. / IGOR AIZPURU
Una agente trata de consolar a una mujer que ha sufrido violencia de género. / IGOR AIZPURU

La mayor parte de las víctimas, de entre 16 y 74 años, son de la zona y por lo general el agresor es el excompañero

MIRARI ARTIME ONDARROA.

Según datos del Consejo General del Poder Judicial, recogidos por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, el Juzgado de Gernika recibe una media de cien denuncias al año por violencia de género. De hecho, desde 2009 hasta mediados del presente ejercicio ha contabilizado un total de 939.

El grueso de las demandas son presentadas por las propias víctimas y vienen acompañadas de atestados policiales. 2016 fue uno de los peores ejercicios en lo que a violencia machista en la comarca se refiera con 128 casos y en lo que va de año se han tramitado cerca de cuarenta denuncias.

Entre las afectadas hay mujeres de todas las edades. Como es el caso de Lekeitio donde el protocolo de atención a las víctimas ha dado respuesta a un total de 25 casos de las que 18 han sido por maltrato psicológico, en cinco más se sumaron también los físicos y otras tres fueron por ataques sexistas.

«La más joven tenía 16 y la mayor 74 años lo que demuestra y deja bien claro que tenemos que seguir trabajando con ahínco para frenar esta lacra social», señalaron desde el Consistorio costero. Gran parte de las afectadas son de la comarca, mientras que el número de extranjeras se mantiene estable.

Atención psicológica

En lo que se refiere a la relación entre víctima y denunciado, según datos del observatorio de la violencia de género del territorio en 2016, el 39,8% de los casos la autoría de la violencia correspondía al cónyuge o compañero y en el 60,2% al excónyuge o excompañero. «En más de la mitad de los episodios el agresor ya no es la pareja actual de la víctima», recalcaron.

Por otra parte, el servicio de atención psicológica de intervención familiar en supuestos de maltrato y agresiones sexuales -para personas adultas y menores- que se ofrece en todo el territorio atiende en Markina a la población de la Mancomunidad de Lea Artibai, Aulesti y Munitibar, mientras que en Gernika cubre a los vecinos de Busturialdea.

En total, en los siete puntos existentes se ha recibido a más de 1.600 personas de las que el 90% son mujeres. «Más de 1.500 han sido atendidas como víctimas de violencia tanto en el ámbito familiar como de género».

Las cifras de casos nuevos del último ejercicio señalan que cada mes 48 mujeres inician una terapia en el programa como resultado de violencia ejercida por la pareja o expareja. En 2006, este indicador se situaba en 23 casos mensuales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos