«Incluir hasta seis paradas en Ermua es abusar de la paciencia de los ondarreses»

Uno de las unidades de Bizkaibus en la parada de Ondarroa. /  M. S.
Uno de las unidades de Bizkaibus en la parada de Ondarroa. / M. S.

Usuarios y conductores de Bizkaibus lanzan duras críticas por alargar más de veinte minutos la duración del viaje desde la villa costera a Bilbao

MIRARI ARTIME ONDARROA.

Los usuarios del Bizkaibus de Ondarroa están «muy molestos» por la última medida adoptada por la Diputación de realizar «hasta seis paradas en Ermua» -cuatro en el centro urbano- en su ruta hacia Bilbao. «No hay derecho. Eso es abusar de nuestra paciencia y de que no tenemos más medios de transporte público», criticaron varios pasajeros de la línea A-3916.

Tras la apertura de la variante de Ermua, la institución foral ha cerrado el antiguo peaje para dar paso a las obras de conexión con la circunvalación de Eibar. Las previsiones apuntan a que los trabajos concluirán para verano. Como consecuencia, el Bizkaibus se ha visto obligado a modificar su anterior itinerario y a realizar hasta media docena de paradas en los dos sentidos por el interior del municipio fronterizo. De esta manera, se persigue «evitar recorridos innecesarios a las personas usuarias de esa línea en Ermua», según se recoge en una nota foral.

De una acera a otra

La medida, sin embargo, ha encendido los ánimos de los pasajeros que parten del municipio pesquero al comprobar que la duración del viaje ha aumentado una media de 20 a 25 minutos, según el volumen de tráfico existente en Ermua. «Es inadmisible tardar casi dos horas en llegar a Bilbao», recalcaron numerosos usuarios.

No entienden «porqué tenemos que soportar nosotros las incidencias de las obras de otros pueblos». «¿Acaso nosotros no aguantamos quedarnos sin Bizkaibus en Kamiñazpi cuando estuvo cortada la calle?», se cuestionan. Además critican que «entre las paradas apenas hay distancia, no hay más que cruzar de una acera a otra», recalcan. «Para ellos suponen cinco minutos pero para los que tenemos un viaje de una hora representa casi media hora más y no es justo», insisten.

«Si antes tardábamos 'poco' en llegar a Bilbao por Durango ahora apenas hay diferencia entre uno y otro servicio», añadió otra pareja. Ante las numerosas quejas recibidas, los conductores reconocen la situación creada y consideran que «se debería replantear el itinerario». «Cumplimos órdenes de parar en todos esos puntos, pero entiendo al pasajero de Ondarroa porque el viaje se prolonga en exceso», indicaron varios chóferes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos