Lea Ibarra invierte 300.000 euros para lograr en dos años una tasa de reciclaje del 60%

Operarios retiran la basura de los contenedores en Mendexa. /  M. SALGUERO
Operarios retiran la basura de los contenedores en Mendexa. / M. SALGUERO

Los ayuntamientos de la comarca comprarán un nuevo camión y crearán 44 puntos con todas las fracciones para implicar al máximo a los vecinos

MIRARI ARTIME AULESTI.

Los ayuntamientos de Lea Ibarra se han propuesto mejorar sus tasas de reciclaje para acercarse, en un plazo de dos años, a los parámetros exigidos por la Unión Europea. En concreto, la Mancomunidad, que integra a los municipios de Amoroto, Aulesti y Gizaburuaga, así como a Mendexa y Munitibar, se ha marcado como objetivo pasar del 23% actual al 60%, aproximadamente en los próximo 24 meses.

«Para conseguirlo, tenemos que facilitar los medios y los recursos a los habitantes de las cinco localidades», señalaron desde la entidad supramunicipal que cubre a una población muy diseminada entre barrios rurales y caseríos. En esa línea, una de las primeras medidas adoptadas ha sido acordar la adquisición de un nuevo camión para la recogida de los residuos y la renovación de los contenedores.

«Una inversión tan importante como esta tiene que tener resultados», añadieron. De manera paralela, se procederá a retirar los 320 recipientes grises que existen en la actualidad para sustituirlos por 44 nuevos puntos que constarán con todas las fracciones de reciclaje, incluido los contenedores marrores donde, al igual que en Lea Artibai, se deberán depositar todos los restos orgánicos, conocinados o no y tanto de origen animal como vegetal.

Seguimiento

«El nuevo vehículo nos permitirá conocer con detalle cuánta cantidad se recoge en cada depósito y por lo tanto cuánto se recicla con exactitud en cada municipio», explicaron. De esta manera, la Mancomunidad sabrá los puntos donde resultará necesario reforzar las campañas de comunicación y senbilización.

«Además, hay que tener en cuenta que los impuestos por la recogida de basura se calculará en función de esos datos», matizaron. Los nuevos recipientes marrones y grises se abrirán mediante dispositivos electrónicos en días concretos que se darán a conocer entre los vecinos. «Si con el paso de los meses se comprueba que no nos vamos acercando a los objetivos fijados, será necesario ampliar las jornadas en las que se podrán abrir los depósitos», indicaron. «De esta manera, no habrá excusas para no reciclar», recalcaron.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos