Gernika potenciará el atractivo monumental del Pasealeku y mejorará su accesibilidad

Fotomontaje con el nuevo diseño del Pasealeku de Gernika. /  G. U.
Fotomontaje con el nuevo diseño del Pasealeku de Gernika. / G. U.

La reforma de una de las áreas de esparcimiento más importantes de la villa arrancará en otoño y durará seis meses

IRATXE ASTUI GERNIKA-LUMO.

La renovación integral del Pasealeku de Gernika, uno de los espacios de ocio más importantes de la localidad, arrancará muy probablemente en octubre. «Esta plaza tiene, además, un significado especial para los gernikarras por los dos edificios de las antiguas escuelas públicas y el recientemente recuperado refugio antiaéreo que la enmarcan y que consiguieron sobrevivir al bombardeo», subrayó el alcalde, José Mari Gorroño.

El ambicioso plan urbanístico, que contará con un presupuesto de 723.200 euros y un plazo de ejecución de seis meses, consistirá en la sustitución del actual pavimento de asfalto por otro de piedra en los más de 4.000 metros cuadrados que ocupa la superficie. «Retiraremos la actual superficie, que es altamente contaminante, y en su lugar se colocarán losas de granito», detalló el primer edil.

La redacción del plan para la reorganización del Pasealeku se ha concebido como «un conjunto monumental» en el que, además de los edificios históricos que aún se mantienen en pie tras el ataque aéreo del 26 de abril de 1937, se incluye también la recién instalada escultura que ensalza la figura de los gudaris. La pieza de bronce de más de tres metros de altura ha creado polémica en cuanto a su emplazamiento dentro del espacio público.

Sin graderío

«No es el lugar más idóneo para su colocación teniendo en cuenta que el Pasealeku es una zona de esparcimiento para muchas personas mayores y de juego para un gran número de chavales», protestan desde un sector de la población. En este sentido, desde el Ejecutivo local han señalado que el grupo escultórico dedicado a los soldados vascos «mantendrá su actual emplazamiento, ya que los arquitectos establecen que es el más adecuada, aunque quedará expuesto a la misma cota que el resto del suelo», confirmó el máximo mandatario local.

Las obras contemplan también la eliminación del graderío situado junto al Txikipark. Además, se renovará la iluminación del espacio y se otorgará amplitud de huella a los peldaños de la escalinata del Pasealeku situada sobre los aseos públicos. «Ganará en accesibilidad y ofrecerá una sensación de amplitud», aseguraron las fuentes municipales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos