Gernika tendrá lista para final de año la pasarela peatonal del entorno de Astra

Fotomontaje de la futura pasarela que permitirá salvar las vías del tren. /  G. U.
Fotomontaje de la futura pasarela que permitirá salvar las vías del tren. / G. U.

El proyecto reducirá el tránsito de peatones por el paso a nivel ferroviario y permitirá poner en valor una plaza «infrautilizada»

MAIKA SALGUERO GERNIKA-LUMO.

La futura pasarela que unirá la calle Iparragirre con el entorno de la fábrica de creación Astra en Gernika estará lista para finales de año o «a más tardar, a primeros del próximo», puntualizó el alcalde de la localidad, José Mari Gorroño. El proyecto evitará el trasiego de peatones por el paso a nivel situado junto a la estación de tren y facilitará el tránsito de los numerosos conductores que estacionan en el parking de Astra. «Muchos usuarios que dejan el coche allí -230 plazas- tienen que hacer un largo recorrido para acercarse al casco urbano y, además, atravesar las vías del tren con el riesgo que conlleva», remarcó el primer edil gernikarra.

La actuación también pondrá en valor un «entorno infrautilizado» como es la plaza situada frente a las oficinas de Correos, que se acondicionará «como lugar de esparcimiento», matizó. De hecho, se sustituirá el firme actual por otro de granito y se instalará nuevo mobiliario urbano. «Queremos darle un lavado de imagen para que la gente disfrute de este entorno porque hasta ahora sólo se utilizada como zona de paso», añadió.

Desde la plaza, los usuarios podrán acceder al nuevo puente de dos formas. Una de ellas consistirá en una rampa de dos metros de anchura, que cumple todos los requisitos de accesibilidad con pendientes del 8%, mientras la otra posibilidad será una escalera. El futuro puente sobre las vías tendrá una altura aproximada de cinco metros por dieciséis de largo. Todo el ámbito de actuación ocupa una parcela de 2.800 metros cuadrados.

En dos minutos

La oficina técnica del Consistorio trabaja en estos momentos en la redacción de los pliegos de condiciones para la adjudicación de la obra. «Con la nueva Ley de Contratos que entró en vigor el pasado 9 de marzo, el proceso llevará más tiempo debido a que los técnicos tienen que adaptar los pliegos al cumplimiento de la normativa», aseguró. Pese a ello, el Ejecutivo local tienen previsto adjudicar el proyecto en julio y arrancar los trabajos para después de verano. El costeo de la actuación alcanza los 735.800 euros, una partida que forma parte del presupuesto de este año -23,4 millones de euros-.

Gracias al futuro acceso, en un par de minutos los vecinos podrán plantarse en el centro del municipio «sin tener que dar un rodeo ni correr riesgos, sobre todo cuando se atraviesan las vías con niños», destacó Gorroño. La actuación se encuadra dentro plan de mejora de la accesibilidad «con la idea de convertir Gernika en un municipio cada vez más cómodo y con mayor calidad de vida», reconoció.

En 2014, el Ayuntamiento también habilitó una pasarela que da acceso a la zona de Urbieta para salvar el tramo de las vías del tren que separa el aparcamiento de Santa Ana con el complejo deportivo. Resultó todo un éxito ya que su finalidad era la de poner fin al caos circulatorio que se registraba en las inmediaciones de los campos de fútbol, sobre todo los fines de semana.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos