Gernika abre las puertas del mercado a los gastrobares para revitalizar el recinto

Vista del mercado de abastos de Gernika desde la plaza Domingo Alegría. / MAIKA SALGUERO
Vista del mercado de abastos de Gernika desde la plaza Domingo Alegría. / MAIKA SALGUERO

El Ayuntamiento considera que «hay que adaptarse a los nuevos tiempos y existe interés por instalar este tipo de negocios»

IRATXE ASTUI GERNIKA-LUMO.

Gernika ha decidido unirse a la moda de los 'bares gourmet' y revitalizar la actividad de su mercado de abastos con la actualización de la reglamentación relativa a la instalación de puestos en el recinto. A partir de ahora, por tanto, los denominados gastrobares también podrán tener cabida dentro de la actividad de la plaza gernikarra, una vez que el Consistorio aprobara por unanimidad la redacción de la nueva ordenanza.

«Hay que adaptarse a los nuevos tiempos porque además nos consta que existe interés por poner en marcha este tipo de negocios en el mercado y para poder permitirlo teníamos que adaptarnos a las normas sanitarias», señaló el alcalde, José Mari Gorroño. Los gastrobates, de hecho, son pequeños espacios en los que se preparan productos frescos, que «a veces requieren ser cocinados en el propio puesto para que los clientes puedan llevarlos incluso a casa», explicó el máximo mandatario local.

La nueva medida tiene también como fin convertir al entorno del mercado de Gernika en un revulsivo turístico. De hecho, el Ayuntamiento anunció hace unos meses su intención de ejecutar diversos trabajos de mejora en las instalaciones, donde decenas de productores de la zona acuden semanalmente a vender, en su mayoría, productos hortofrutícolas.

Centro de reunión

«La plaza no sólo es un lugar donde llevan a cabo las transacciones, ya que tradicionalmente es también un centro de reunión donde vecinos y baserritarras sociabilizan», subrayó el primer edil gernikarra. En ese constexto de relanzar el mercado, las instalaciones se someterán en breve a un proyecto de transformación que consistirá en el cierre de sus aperturas a la calle a modo de ventana.

«Procederemos a su acristalamiento y en cada una de ellas imprimiremos el escudo de cada uno de los veinte pueblos que conforman Busturialdea», avanzó en su momento el primer edil de la villa foral. Entre los trabajos a desarrollar se encuentra también la instalación de un nuevo toldo en la pescadería ubicada en el centro del edificio, puertas y persianas nuevas y la reforma de los baños públicos. Asimismo, se renovará también la puerta de entrada por la plaza Domingo Alegría.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos