Los garbigunes reciben una media de ocho toneladas de residuos al día en la comarca

La mayoría de los residuos que se depositan en los garbigunes son escombros. / MAIKA SALGUERO
La mayoría de los residuos que se depositan en los garbigunes son escombros. / MAIKA SALGUERO

El de Bermeo encabeza la lista con una treintena de usuarios diarios, mientras que los de Gernika, Markina y Amoroto rondan la veintena

MIRARI ARTIME LEKEITIO.

La ciudadanía de Busturialdea y Lea Artibai se deshacen cada día de una media de ocho toneladas de residuos que van a parar a los garbigunes repartidos por la comarca. El situado en el polígono Landabaso de Bermeo encabeza la lista al recibir cerca de 2,3 toneladas diarias que depositan una treintena de usuarios. Hasta finales del pasado mes de agosto, el punto limpio que la Diputación dispone en la villa marinera ha registrado la afluencia de casi 6.000 personas.

A continuación, se sitúa el de Gernika, que recibe 1,7 toneladas diarias, seguida muy de cerca por el de Amoroto que al cubrir a los municipios que integran la comarca de la cuenca del Lea alcanza la cifra de 1,3. Le sigue Bakio, que supera ligeramente la tonelada (1,1), mientras que en Markina -que también atiende a Ondarroa- se queda en una. Cierra la lista Arteaga, con 615 kilos de los 1.500 usuarios que se han contabilizado en lo que va de año.

Durante los últimos meses, en las instalaciones de Gernika, Markina y Amoroto han sumado la entrada de cuatro mil personas en cada una de ellas, lo que representa una media de una veintena de personas diarias, mientras que en Bakio han llegado a las 3.200, y 1.500, en Arteaga.

En una de las últimas encuestas realizadas por la Diputación sobre estos centros de recogida selectiva de residuos domésticos, el servicio recibía una nota de 8,3 sobre 10. «Los datos revelaban una satisfacción asentada», según señalaron desde la institución foral. La amabilidad del personal era uno de los aspectos más destacados -con un 8,6-, seguido de la limpieza de las instalaciones -que recibía un 8.5-.

Mayoría de escombros

«El perfil de los usuarios se ha mantenido invariable en los últimos años al tratarse principalmente de hombres (86.6%) con una franja de edad de entre 30 y 45 años», indicaron. «Posiblemente se trata del padre de familia, el cual si bien acude físicamente al Garbigune, no tiene porque ser el agente decisor del reciclaje, sino el ejecutor del acto de trasladarlos», detallaron.

El fin de de semana, en concreto el sábado, parece ser el día preferido por los usuarios, si bien uno de cada tres considera que cualquier día resulta válido. Las horas de la mañana entre las diez y las dos de la tarde son las más concurridas, aunque hay más intensidad hasta las doce de la mañana. «Un porcentaje importante afirma que cualquier hora es adecuada».

En cuanto al tipo residuos que se depositan, los escombros son los que más llenan los garbigunes (38%), seguidos por las maderas (24%) e inmediatamente por la línea marrón, plásticos y vidrios. Los envases, aceite de cocina y pilas completan la recogida. «La mayoría de los hogares mantiene una actitud activa ante el reciclaje. Un 84,8% de ellos afirma que trata de recuperar todo lo posible, aunque aún hay dudas sobre distintos residuos», según recoge el último informe de la institución foral.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos