Se forman las primeras parejas de águilas pescadoras en Urdaibai y Santander

M. SALGUERO ARTEAGA.

Los técnicos del Urdaibai Bird Center están de enhorabuena. Desde hace unos días se han formado las primeras parejas de águilas pescadoras en la cornisa cantábrica. Este es el primer paso para que la rapaz vuelva a criar, después de seis décadas, en el norte de la península. En Urdaibai, 'Roy 'se ha emparejado con una hembra sin anillar, mientras que en la Bahía de Santander, 'Txuriko' se ha unido a otra. Además otros dos machos se han afincado en humedales costeros como 'Livingston', en Courant d'Huchet (Las Landas), '33' en Villaviciosa (Asturias) y esta primavera los machos 'PF' y 'U05' merodean la Reserva de Urdaibai.

«Tenemos la esperanza de que aparezca alguna hembra más, de modo que se formen nuevas relaciones este mismo año», reconocieron los expertos. Estos ejemplares, pertenecientes al programa de recuperación de la especie que puso en marcha en 2013 el centro de Gautegiz Arteaga, son la gran esperanza para que el águila pescadora vuelva a anidar. Los esfuerzos realizados por Urdaibai Bird Center están cada vez más cerca de conseguir su objetivo principal: el nacimiento del primer polluelo bien en Urdaibai o en otros puntos del norte de la península.

Tras varios veranos en los que los primeros ejemplares han regresado a la Reserva de Urdaibai y a otras zonas del Cantábrico sin llegar a criar, la formación de estas parejas invitan al optimismo y hacen presagiar que este será el verano elegido para el nacimiento del primer pollo.

'Roy' es el mejor candidato. «Es un verdadero portento de la naturaleza, que ha sido capaz de sortear todo tipo de peligros y problemas durante sus viajes, así como en los lugares de invernada en África», aseguraron.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos