La feria del Último Lunes reactiva las ventas en el mercado de Gernika

IRATXE ASTUI GERNIKA-LUMO.

La celebración de la feria del Último Lunes de Octubre de Gernika tuvo una repercusión favorable en el mercado semanal de la villa foral. A la mayor presencia de público se sumó una reactivación en las operaciones que se llevaron a cabo. Aunque ese día, como suele se habitual, algunos de los habituales baserritarras que acuden a la plaza optaqron por cogerse el día libre para celebrar su día grande, los puestos de venta que no faltaron a la cita de los lunes ofertaron una amplia variedad de productos entre las que destacaron las alubias tolosanas, que se ofertaron entre 13 y 14 euros el kilo.

«Siempre las compramos aquí para evitarnos el gentío que suele haber en la feria grande. Son de calidad y más o menos están al mismo precio que las del certamen», señalaban dos mujeres que se acercaron a la villa foral desde la capital vizcaína.

Entre el género expuesto en la plaza de la villa foral se ofertaron puerros de buen tamaño a 3,50 eurso la docena. El kilo de calabaza costaba 1,50 euros y a idéntico precio se pesó la coliflor.

Las vainas rondaron los tres euros el kilo y el precio del tomate osciló entre los dos y cuatro euros el kilo, dependiendo de su tamaño y punto de maduración. La patata costaba a un euro el kilo, al igual que la unidad de escarola.

Dentro de la oferta más propia de la época navideña, los caracoles se cotizaron a 13 euros el kilo, mientras que el precio de las peras de la variedad Imperial varió entre los 15 y 20 euros el kilo.

El precio de los pimientos choriceros, imprescindibles en la cocina vasca para la elaboración de diferentes salsas, se mantuvo entre los 18 y 20 euros.

Fotos

Vídeos