Exigen eliminar los puntos negros existentes en el carril bici de Gernika antes de ampliar el trazado

Unos niños transitan por uno de los tramos del bidegorri urbano de Gernika. /  MAIKA SALGUERO
Unos niños transitan por uno de los tramos del bidegorri urbano de Gernika. / MAIKA SALGUERO

La plataforma a favor de una pista ciclable cree que el proyecto de la acera de Mestikabaso «no es funcional ni coherente» y «generará problemas»

IRATXE ASTUI GERNIKA-LUMO.

Los trabajos de ampliación de la acera de la calle Mestikabaso han puesto en pie de guerra a los impulsores de la iniciativa Bidegorridxe Gernika-Lumon. De hecho, los defensores de la creación de una vía ciclable que atraviese de norte a sur la villa foral, han denunciado que el plan de reforma iniciado por el Consistorio conllevará «efectos negativos» para los usuarios del tramo de bidegorri que se dibuja en dicha vía.

«Lo que están haciendo no es ni funcional ni coherente y va a generar numerosos puntos peligrosos tanto para los que montamos en bici, como para los que utilizan el mismo carril para patinar, pasear o tengan que atravesarlo para acceder a los garajes», aseguran responsables del colectivo. Desde Bidegorridxe Gernika-Lumon destacan que «una vez más», el Consistorio «no ha consensuado la actuación con los agentes que estamos implicados en la búsqueda de propuestas y soluciones adecuadas para favorecer el uso de la bicicleta».

Consideran además que antes de dar continuidad al diseño del bidegorri por nuevos tramos, el Ejecutivo local debería acometer la eliminación del punto negro que supone la finalización «abrupta» de la vía ciclable en la intersección de la calle Iparragirre con Alhondiga. «Es un punto de máximo riesgo, que requiere de una intervención inmediata y darle continuidad hasta su encuentro con Don Tello y Adolfo Urioste», recalcan.

Por todo ello, Bidegorridxe Gernika-Lumon Ekimena exige la «paralización» de las obras que se están llevando a cabo en estos momentos en Mestikabaso «porque no ayudan a cumplir el plan general para el despliegue de la red de vías ciclables que elaboramos de forma participada y en colaboración con los agentes locales», aseguran.

Centros escolares

En su opinión, los fondos destinados a las obras de Mestikabaso «deberían dedicarse a eliminar el punto negro del carril bici a la altura de la oficina de Correos, en Iparragirre», reiteran. Con el objetivo de impulsar la movilidad sostenible, solicitan, asimismo, que «nos sentemos en torno a una mesa técnica para hablar en serio y poner las bases al respecto».

El uso de la bicicleta «aportará mayor atractivo, calidad ambiental, entorno saludable, seguridad y amabilidad a nuestra localidad», apuntan. El plan para la creación del carril bici en Gernika tiene previsto dar cobertura a puntos como los centros escolares del municipio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos