Eguzki reclama medidas estrictas «hasta prohibir la pesca a barcos de arrastre pelágico»

MIRARI ARTIME ONDARROA.

Eguzki ha solicitado al Gobierno vasco la adopción de «estrictas medidas de control y comercialización del pescado», en concreto, del bonito del norte «hasta que se prohíba faenar a los barcos de arrastre pelágico». Denuncian, además, «la participación activa que han tenido buques franceses e irlandeses que usan este sistema faenando legalmente, según la legislación europea, en aguas internacionales e incluso ilegalmente a menos de 12 millas de la costa», señalaron.

Recalcan que «es un arte de pesca ilegal para las administraciones vascas y españolas que lo prohíben debido a los abundantes descartes que se producen», añadieron. Los ecologistas critican su modo de operar «que no es otro que una gran red de arrastre que trabaja en dos aguas y que tiene una gran abertura tanto de forma horizontal como vertical del tamaño de un campo de fútbol».

Especies protegidas

Como consecuencia, «atrapa fácilmente gran variedad de especies marinas que no son deseadas e incluso están protegidas como delfines, ballenas, peces espada y tortugas. Todos ellos junto a toneladas de pescado que resultan aplastadas, debido al gran peso que cogen estas redes, para ser arrojadas al mar», denuncian.

A su juicio, «aun siendo una práctica legal, según los tratados pesqueros, es insostenible, ya que arrasa los caladeros destruyendo los ecosistemas marinos». Ante esta situación, Eguzki reclama una mayor implicación de las administraciones, así como de los consumidores. «Solicitamos al Gobierno vasco también un sello que certifique que el bonito en conserva no ha sido capturado con artes pelágicas», recalcaron.

Fotos

Vídeos