La Diputación aprueba el pago de un millón de euros para las obras de la ladera de Ondarroa

MIRARI ARTIME ONDARROA.

La Diputación aprobó ayer el pago de la ayuda de un millón de euros al Ayuntamiento de Ondarroa para hacer frente a las obras de estabilización de la ladera de Kamiñalde. La subvención, anunciada el pasado mes de mayo y que tiene carácter excepcional, es compatible con otros ingresos o recursos obtenidos para la misma finalidad procedentes de cualquier administración, así como de entes públicos o privados, estatales, de la Unión Europea o de organismos internacionales, según recalcaron desde la institución foral.

El abono de dicha cantidad se realizará mediante un único pago. Además, la Diputación anunció que continuará dando soporte al Ayuntamiento en fórmulas de cooperación interinstitucional. Las aportaciones realizadas por la administración territorial también han incluido 500.000 euros abonados de manera inmediata tras el desplome de la ladera. «Es la cantidad máxima permitida en concepto de imprevistos», matizaron. Asimismo, otorgó una partida adicional de un millón de euros a finales del pasado año.

«Además se han concedido otras ayudas forales prestadas desde el momento en que se produjo la emergencia, en marzo de 2016, tales como bomberos, servicios forestales, apoyo jurídico y técnico, y apoyo de servicios sociales», indicaron. Con esta nueva aportación, la Diputación «demuestra su compromiso con el Ayuntamiento de Ondarroa, así como con los vecinos afectados por el desprendimiento», subrayaron.

Hasta el momento, el Consistorio de la villa ha aportado 5,5 millones de euros, el Gobierno vasco 3,2, mientras que el Ejecutivo central ha otorgado 2,1 millones para cometer las obras. Aunque la mayoría de los ondarreses que fueron evacuados ya se encuentran realojados en sus casas de San Inazio, aún quedan siete familias desalojadas debido a las graves afecciones provocadas en sus viviendas por los desprendimientos de tierra.

Fotos

Vídeos