La Diputación acelerará la construcción de la variante que desahogará el centro de Markina

Alrededor de 29.500 camiones al año atraviesan las calles de Markina. /  MAIKA SALGUERO
Alrededor de 29.500 camiones al año atraviesan las calles de Markina. / MAIKA SALGUERO

El Ayuntamiento de Etxebarria considera prioritario el nuevo vial para garantizar el futuro económico de la comarca

MIRARI ARTIME ETXEBARRIA.

Etxebarria y Markina han recibido con júbilo el «compromiso» de la Diputación para avanzar en la construcción de la variante que afecta a los dos municipios. De momento, la institución foral ha trasladado a los máximos responsables de ambas localidades que asumirá la redacción del proyecto, una tarea que ejecutará a través de sus propios servicios técnicos.

«Es un paso muy importante tanto para los dos pueblos, como para el sector industrial asentado en nuestra comarca», reconoció el alcalde de Etxebarria, Jesus Iriondo. «Al disponer de un proyecto, tendremos la herramienta básica para seguir trabajando y para actuar en consecuencia ya que nos permitirá conocer con precisión, el coste, el trazado definitivo y los plazos de ejecución, entre otros datos», añadió el primer edil del pequeño enclave rural.

Por ahora, las distintas partes implicadas han trabajo en base a diversos estudios y anteproyectos que ubican el recorrido de la circunvalación desde la rotonda de acceso a Markina hasta el cruce de Iturreta. Además incluye como mínimo la construcción de un túnel e importantes excavaciones debido a la complicada orografía del trazado. El coste estimado de las obras se sitúa entre 25 y 30 millones de euros.

La respuesta de la Administración territorial responde a la petición formulada de manera conjunta por las empresas asentadas básicamente en el polígono industrial de Galartza. Un estudio elaborado para reforzar sus argumentos destaca de manera especial el elevado volumen de tráfico pesado que atraviesa por las calles markinarras y que alcanza los 29.500 camiones al año, tan sólo generados por la actividad industrial.

Trama urbana

A esa cifra, se suma, el que origina el sector maderero que opera en la zona y que supera los 2.100 transportes anuales. «Son números lo suficientemente significativos para hacernos una idea de lo que hablamos», indicaron desde ambos consistorios. El informe también recoge que el desplazamiento de los operarios a sus puestos de trabajo ocasiona el paso de medio millón de turismos al año.

«A esa cifra habría que añadir otros 6.000 coches de los vecinos de Etxebarria que se trasladan a Markina a realizar algún tipo de gestión», destacaron. La ausencia de viales alternativos para llegar a la anteiglesia más oriental de la comarca obliga asimismo al camión de la basura a cruzar Markina en 648 ocasiones, mientras que el Bizkaibus lo cubre hasta 3.500 veces.

En el caso de este último municipio, además, condiciona su desarrollo urbanístico al imposibilitar cualquier actuación en el entramado urbano. «Afecta a una de las zonas más sensibles al pasar por delante del ambulatorio, la casa de cultura, el frontón, el hogar de los jubilados o la biblioteca», recalcaron desde su Consistorio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos