LOS DATOS

Costas demora la licencia para la primera producción de mejillones en Ondarroa

El primer mejillón cultivado en el Cantábrico nacerá frente a las costas de Ondarroa y Lekeitio. / E. C.
El primer mejillón cultivado en el Cantábrico nacerá frente a las costas de Ondarroa y Lekeitio. / E. C.

El retraso impide a los promotores de la iniciativa pionera en el Cantábrico ponerla en marcha este verano

MIRARI ARTIME ONDARROA.

El primer mejillón cultivado del Cantábrico nacerá en mar abierto frente a la costas de Ondarroa y Lekeitio. Pero no lo hará a partir de este verano, tal y como lo tenía previsto Matxitxako Moluskoak, el consorcio público-privado que lidera la pionera iniciativa y que está integrado por las cofradías de pescadores de los dos municipios de Lea Artibai, la asociación de armadores de Gipuzkoa, la de productores de bajura Opegui, así como el centro tecnológico Azti y las empresas Itsaskorda y Arrankoba.

Aunque el expediente para la instalación de los viveros corre a cargo del Gobierno vasco, la concesión de la licencia de actividad corresponde a la Demarcación de Costas. «Este verano ya no resulta posible», reconocieron portavoces de las instituciones implicadas. «Si los trámites administrativos terminan en breve, se barajará la posiblidad de colocarlos en otoño, en caso contrario habrá que esperar hasta el verano que viene», añadieron las mismas fuentes.

El proyecto contempla instalar una docena de establecimientos producticos de moluscos bivalvos -mejillones y ostras- mediante sistemas de cultivo submarino. Para su cultivo se empleará un sistema 'longline offshore', una tecnología que utiliza estructuras ancladas al fondo, sumergidas a diferentes profundidas y alejadas de la costa, en mar abierto.

La primera prueba industrial, que arrancará con un presupuesto cercano a los 400.000 euros, se ha marcado como principal objetivo obtener mil toneladas para sentar la bases de futuras ampliaciones y alcanzar las tres mil toneladas de mejillón y otras especies, como ostras y algas. De hecho, el polígono dispondrá de capacidad para acoger hasta 52 viveros, con una producción media estimada de 40 toneladas por hectárea.

Alto interés

La puesta en marcha de esta actividad ha suscitado un alto respaldo dentro del sector pesquero por las posibilidades que ofrece de cara a diversificar las actividades económicas. Los ayuntamientos implicados también han mostrado su interés prioritario por las repercusiones socio-económicas que puede generar en la comarca.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos