Consulta en Lekeitio para elegir la regeneración de San Andrés

Los propietarios de las viviendas de San Andrés optarán a elegir entre dos proyectos. / MAIKA SALGUERO

El Ayuntamiento convoca a los residentes a una votación para decidir el día 21 entre los dos proyectos de urbanización

MIRARI ARTIME LEKEITIO.

Los residentes en el barrio San Andrés de Lekeitio decidirán en las urnas el diseño de su barrio. El Ayuntamiento ha convocado a los 76 propietarios de las viviendas y dos locales a la votación que tendrá lugar el día 21 en la casa de cultura. La consulta arrancará a las diez de la mañana y finalizará a las 13.30 horas en la sala Agustín Basterretxea.

Los titulares deberán identificarse de manera obligatoria con el carné de identidad. «Tan sólo se permitirá un voto por cada vivienda, de manera que si entre los propietarios no hay acuerdo previo, sólo se admitirá el sufragio del que llegue en primer lugar», explicó el alcalde de la localidad, Koldo Goitia.

Una vez terminada la convocatoria, se procederá al recuento. Para garantizar la máxima transparencia, el escrutinio estará certificado por la secretaria del Ayuntamiento que sumará las papeletas con los presidentes de las distintas comunidades vecinales como testigos.

Los residentes tendrán que elegir entre dos modelos de barrio. Una de las propuestas planteadas prioriza el espacio interior de la barriada al dotarla de más zona verde y libre en detrimento de una veintena de plazas de aparcamiento. La otra alternativa apuesta por dotar al barrio de más huecos de estacionamiento tanto para quienes viven más cerca como para los de alrededor.

Un millón de euros

«El resto de los parámetros son comunes en las dos opciones al tratarse de reformar y renovar redes de servicios, mobiliario urbano y accesibilidad, básicamente», añadió el primer edil lekeitiarra. La opción que más respaldo obtenga servirá de base para redactar el proyecto de ejecución que marcará la regeneración de la trama urbana. La puesta en marcha de la consulta forma parte del convenio de colaboración suscrito entre las dos partes implicadas.

En el acuerdo, los propietarios cedían las parcelas para comenzar la regeneración, mientras que tanto el PNV como EH Bildu, se comprometían a «garantizar la continuidad del proyecto», además de asegurar la participación de la ciudadanía a la hora de diseñar, definir y aprobar las líneas de intervención urbanística.

El documento también recogía el derecho a decidir de los residentes a través de una consulta popular en el supuesto de que existan alternativas diferentes. «Se aceptará aquella que obtenga una mayoría simple», señala el texto.

Las primeras estimaciones económicas del Ejecutivo lekeitiarra cifran en un millón de euros la inversión necesaria para sufragar la regeneración completa. Ante la imposibilidad de asumir el gasto global en solitario, el Consistorio buscará la ayuda de entidades supramunicipales. En esa línea, se ha conseguido que San Andrés sea decretada 'zona de intervención preferente' por parte del Gobierno vasco.

Fotos

Vídeos