Condenan a un hombre por estafar en dos caseríos de Bizkaia al hacerse pasar por revisor del gas

Imagen de archivo de una patrulla de la Ertzaintza junto a un caserío./FERNANDO GÓMEZ
Imagen de archivo de una patrulla de la Ertzaintza junto a un caserío. / FERNANDO GÓMEZ

El encausado realizaba falsas revisiones y cobraba cifras desorbitadas a sus víctimas

ELCORREO.COM

La Audiencia de Bizkaia ha condenado a un hombre a siete meses de prisión por hacerse pasar por un revisor de gas para cobrar a los propietarios de dos caseríos de la costa vizcaína por revisiones que jamás realizó. La sentencia estima que esta persona es responsable de un delito de estafa por haber cobrado a una de sus víctimas 495 euros por un examen de su instalación de gas y de una falta del mismo tipo por haber cobrado 400 euros por cambiar unas gomas de la instalación.

El fallo judicial considera probado que el 2 de septiembre de 2014 el condenado, en compañía de un cómplice, acudió a un caserío de Bakio y allí se hicieron pasar por revisores de una empresa de gas. Para ello llevaban un uniforme de esa firma y se habían colocado en el cuello un identificación de la empresa. Los estafadores le dijeron a la mujer que en ese momento se encontraba en la casa que si no se realizaba la inspección no le suministrarían más bombonas de butano. Ella les dejó entrar en el domicilio y los falsos empleados se limitaron cambiar unas gomas y rociar con un aerosol el calentador. En un principio los dos hombres reclamaron por ese servicio 667 euros. La víctima dijo que no disponía de ese dinero y, una vez que comprobaron que solo disponía de 400 euros, le cobraron una tarifa por esa suma.

Devolución del dinero

Al día siguiente, el condenado y su cómplice acudieron a otro caserío en Narbaniz y realizaron la misma operación con la mujer que residía en la vivienda. En esa ocasión, sin embargo, ni siquiera llegaron a cambiar las gomas. Los falsos empleados se comprometieron a firmarle un documento de que la revisión había sido realizada si les entregaba el dinero que tenía en casa en ese momento, que ascendía a 495 euros.

En la sentencia, además de condenar al hombre por su papel en esta estafa, se establece que devuelva a sus víctimas el dinero robado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos