Los clientes habituales de la plaza de los lunes de Gernika cargan sus cestas de alubias

IRATXE ASTUI GERNIKA-LUMO.

La lluvia y el frío retrajeron ayer a los habituales a la sesión de mercado de Gernika. «Con este tiempo se nota el bajonazo de gente y tampoco acuden muchos vendedores», aseguró uno de los productores asiduos a la plaza de la villa foral. Dentro de la oferta de género, las alubias se convirtieron una semana más en el producto estrella. Las de la variedad local, que en la mayoría de los puestos se pesaron a 13 euros el kilo, fueron las más solicitadas por los consumidores. Las negras se pesaron a 12 euros, mientras que las blancas se pagaron a 11 euros.

«Con estas temperaturas tan bajas es lo que más apetece sacar a la mesa porque no estamos para lechugas y tomates», apuntó un comprador. Estos dos productos se cotizaron a 70 céntimos la unidad y entre 2 y 4 euros el kilo, respectivamente, dependiendo de su tamaño y punto de maduración. Los puerros también tuvieron buena salida esta semana y se vendieron entre 3 y 3,50 euros la docena, según el tamaño.

La coliflor se cobró a 1,50 euros el kilo, mientras que por el mismo peso de berza pedían un euro. Los vendedores de queso también ocuparon esta semana sus puestos de la plaza, con piezas elaboradas con leche de oveja a 17 euros el kilo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos