Los caracoles se mantienen a 12 euros el kilo en el mercado de los lunes de Gernika

I. A. ¡GERNIKA-LUMO.

El mercado de los lunes de Gernika vivió ayer una jornada animada en cuanto a la presencia de público que repercutió en las «buenas» ventas, según indicaron algunos de los productores que habitualmente ocupan el recinto. La proximidad de las fiestas navideñas animaron las compras «porque llegados a estas fechas, la mayoría de los consumidores tienen ya el menú bastante pensado y hacen acopio de lo que necesitan», señaló una baserritarra de Muxika.

La oferta de género y los precios apenas sufrieron variaciones respecto a las últimas semanas. Los caracoles, uno de los platos estrella en estas fechas, se mantuvieron entre 12 y 13 euros el kilo, mientras que las peras imperiales se cotizaron entre 15 y 20 euros la docena, dependiendo del tamaño. «Son ideales para hacer la compota y han tenido bastante salida. Muchos clientes nos las piden por encargo», apuntó otro productor de Busturialdea. El precio del tomate osciló entre los 2 y 4 euros el kilo, según su tamaño y punto de maduración, mientras que por la unidad de lechuga pedían unos 80 céntimos. Hubo puerros a 3 y 3,50 euros la docena, mientras que el kilo de calabaza se pagó a 1,50.

Por un manojo de espinacas se pedía un euro, mientras que la 'txorta' de cebollas rojas costaba entre 10 y 12 euros poruna decena. La media docena de ajos se ofreció a 3 euros. Dentro de los frutos secos, las nueces se cotizaron a 7 euros, y las avellanas, a 6 euros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos