El bidegorri de Forua se ampliará con el fin de eliminar el 'punto negro' de Kantale

Curva de Kantale, donde se ampliará el bidegorri de Forua. / MAIKA SALGUERO
Curva de Kantale, donde se ampliará el bidegorri de Forua. / MAIKA SALGUERO

El nuevo trazado estará listo para finales de año y contribuirá a mejorar la seguridad de los ciclistas y de los peatones

MAIKA SALGUERO FORUA.

El Ayuntamiento de Forua ampliará el bidegorri que conecta Murueta con la localidad para eliminar el 'punto negro' de Kantale y mejorar la seguridad de los numerosos ciclistas y peatones que transitan por él. El carril, de 3,5 kilómetros, concluye en la curva de Kantale, en una zona de escasa visibilidad, donde los usuarios que quieren continuar no tienen más remedio que cruzar la carretera con el riesgo de atropello. «Familias con menores frecuentan este tramo y cuando llegan a nuestro término municipal o cruzan la calzada o continuán por una zona privada anexa al quitamiedos que está totalmente embarrada y repleta de agujeros>, criticó una vecina.

El Consistorio habilitará un nuevo paso antes del final del bidegorri que discurrirá por el pinar hasta las inmediaciones del parking que se utiliza en las fiestas locales. «El futuro trazado, de alrededor de doscientos metros, no seguirá paralelo a la BI-635 sino que abre una ruta por el interior para salvar el edificio que está en plena curva», explicó la alcaldesa, Jane Eyre Urkieta.

El Ejecutivo local aprobó este proyecto en el último pleno y, tras un periodo de exposición pública para aquellos que quieran presentar alegaciones, la Corporación se pondrá en contacto con los propietarios de los terrenos afectados para explicarles al detalle <»l procedimiento de ocupación de bienes», indicó la primera edil forutarra.

Ayuda de la Diputación

La obra arrancará en septiembre y, si todo discurre según lo previsto, se podrá disfrutar del nuevo tramo a finales de año. El presupuesto de los trabajos ascenderá a 68.500 euros. Para sufragar los gastos, se ha solicitado ayuda a la Diputación. «Creemos que nos la concederán. Esperamos alrededor de 30.000 euros», adelantó. Las personas usuarias del bidegorri han aplaudido esta medida «porque, además de garantizar la seguridad a los viandantes, contribuirá a aumentar el número de ciclistas y a normalizar el uso de la bicicleta», admitieron.

Queda pendiente una solución en el otro extremo del bidegorri, a la altura del Ayuntamiento de Murueta. «Aquí sucede lo mismo, resulta muy peligroso debido a que el fin de trazado queda en tierra de nadie y los transeúntes deben cruzar la carretera para continuar por la acera con el riesgo de accidentes», protestan las personas aficionadas al ciclismo. En esta localidad, el Ayuntamiento también proyectó un nuevo trazado en 2013, pero todavía no se ha materializado. «El plan sigue su trámite y ahora está en fase de solicitud de autorizaciones. Se quiere aprovechar la obra de construcción de la red de saneamiento de Urdaibai que discurre justo por esta zona», informaron desde el Consistorio de Murueta.

Temas

Forua

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos