Berriatua exige un médico de familia bilingüe «porque el 82% de los vecinos son euskaldunes»

MIRARI ARTIME BERRIATUA.

El Ayuntamiento de Berriatua ha exigido a la dirección general de Osakidetza que asigne un médico de familia bilingüe a la consulta de la localidad para garantizar el derecho de los pacientes a expresarse en euskera. El Consistorio, respaldado por la Mancomunidad de Municipios Euskaldunes, UEMA, ha remitido un escrito al servicio vasco de Salud en el que traslada las quejas formuladas por los vecinos.

«El profesional que tiene asignado el puesto de manera definitiva es euskaldun, pero al que han enviado para cubrir su excedencia, que parece que se prolongará, no conoce el idioma», según se recoge en la misiva. El Ejecutivo local reconoce que pueden existir dificultades para encontrar trabajadores que cumplan este requisito, pero recalca que un médico monolingüe «no garantiza los derechos lingüísticos de los pacientes».

Desde el Consistorio recalcan que «el 82% de los habitantes son euskaldunes, por lo que es su forma natural de comunicarse». Además, a su juicio, la salud y la comunicación tiene un nexo de unión. «Tal y como declaró el consejero Jon Darpón, la comunicación resulta fundamental para crear empatía entre el médico y el paciente».

Papel de la comunicación

Para los responsables municipales «la Ley también recoge la importancia del idioma y para el usuario la comunicación resulta imprescindible y, por lo tanto, hay que garantizarle el servicio, si el paciente es euskaldun o si quiere expresarse en el idioma autóctono», recalcaron.

El Ayuntamiento estima que los usuarios son el principal objetivo del servicio de salud. «Y como consecuencia, tenemos que respetar sus derechos, en este caso, los lingüísticos por lo que reclamamos un médico bilingüe para nuestra consulta», concluye el comunicado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos