Berriatua demanda medidas para mejorar la seguridad en la BI-633 que divide la localidad

Accidente ocurrido en la BI-633 a su paso por Berriatua. /  MAIKA SALGUERO
Accidente ocurrido en la BI-633 a su paso por Berriatua. / MAIKA SALGUERO

Los vecinos han presentado cerca de un centenar de propuestas para confeccionar el Plan Estratégico 2030

MIRARI ARTIME BERRIATUA.

Los vecinos de Berriatua consideran «prioritario» mejorar la seguridad vial de la BI-633, la carretera que divide en dos al municipio. Los habitantes del pequeño enclave de la cuenca del Artibai creen que, además de condicionar el desarrollo de la trama urbana, «es bastante peligroso». En las reuniones participativas impulsadas por el Consistorio para elaborar el plan estratégico de cara al 2030 han recalcado la necesidad de colocar más semáforos, así como badenes o medidas similares que obliguen a los conductores a reducir la velocidad.

De manera paralela, los residentes también estiman «importante» ampliar las aceras del pequeño puente de la entrada por el que pasan todos los vehículos, la curva de acceso hacia la zona de Cikautxo, el camino de Txaskorda, «por resultar muy inestable» y el acceso a la zona deportiva del campo de fútbol. Según los últimos datos municipales, la carretera soporta una media de más de 7.000 vehículos diarios.

Este hecho complica las posibilidades del Consistorio a la hora de adoptar medidas que tiendan a reducir la velocidad. Ante esta situación, el equipo de Gobierno tiene previsto realizar una petición formal a la Diputación en la que reclama que «resulta imprescindible actuar hasta que se construya la variante», aplazada a consecuencia de la crisis económica.

Municipio atractivo

Entre las iniciativas propuestas en materia de urbanismo, también se incluyen ampliar la zona de juegos y el número de de estacionamientos, así como mejorar las conexiones en transporte público con Lekeitio y mantener el servicio de autobús a la playa de Karraspio durante el verano.

La lista de actuaciones propuestas para mejorar la calidad de vida en el municipio incluye la colocación de marquesinas en puntos como el campo de fútbol y aumentar la limpieza de calles y rincones de la localidad con especial incidencia en la puesta en marcha de campañas de concienciación para los dueños de perros y mascotas.

Los berritxuarras también insisten en la necesidad de incider en el reciclaje, garantizar la accesiblidad y adecuar los espacios verdes para «convertir Berriatua en un municipio más atractivo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos